30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pusol reivindica la labor de la mujer del Camp d’Elx

El Museo inaugura una exposición que pone en valor el trabajo femenino en zonas rurales de Elche y conmemora el 8-M - La muestra podrá visitarse hasta el próximo 9 de mayo

Un instante de la inauguración ayer de la exposición que Pusol dedica a la mujer en el campo. | ANTONIO AMORÓS

Un instante de la inauguración ayer de la exposición que Pusol dedica a la mujer en el campo. | ANTONIO AMORÓS

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que tendrá lugar el próximo lunes, el Museo Escolar de Pusol inauguró ayer la exposición temporal «Mujer rural, el trabajo invisible». La muestra permanecerá abierta al público hasta el próximo 9 de mayo. El centro cultural ilicitano quiere reconocer de esta forma la inestimable labor que tradicionalmente han desempeñado las mujeres en el campo, con una presencia que en muchas ocasiones ha pasado desapercibida al hablarse del medio rural. La exposición está ambientada en los primeros años del pasado siglo XX.

La muestra que se puede ver desde ayer en Pusol cuenta con una figura central que simboliza a la mujer de Camp d’Elx y que está rodeada por una selección de elementos que exhiben una pequeña parte de su realidad: las numerosas tareas a las que tuvieron que hacer frente para resolver las múltiples necesidades de sus hogares. Los interesados en contemplar esta exposición podrán hacerlo hasta principios de mayo en los horarios habituales del museo, que son de 9 a 13.30 y de 16 a 18 horas de lunes a viernes y de 11 a 14 horas los fines de semana.

Pusol reivindica la labor de la mujer del Camp d´Elx

Los responsables de la muestra consideran que la relevancia de la mujer rural en la sociedad ilicitana siempre ha estado supeditada a su función de madre y esposa, lo que ha hecho que recaiga sobre ellas la responsabilidad de educar a sus hijos y asegurar la continuidad demográfica y cultural en el campo, considerándolas como un complemento necesario para que el hombre realice su labor. «Por mucho que fuera su esfuerzo y su trabajo, siempre se las ha considerado como una ayuda para el cabeza de familia», puede leerse a modo de denuncia en el tríptico que ha editado el recinto cultural de Pusol.

En el inmenso archivo que dispone el museo se encuentran diferentes textos que reflejan la injusta situación que ha tenido que sufrir la mujer tradicionalmente en el Camp d’Elx, una discriminación que ahora sirve como eje del discurso de la exposición inaugurada con motivo del 8-M. Uno de los textos del archivo dice lo siguiente: «Durante todo el año la madre, como ama de casa, y las hijas, si las hay, cosen la ropa, lavan y arreglan los animales domésticos de la casa. También realizan faenas como hacer soga de cáñamo para las suelas de las alpargatas, industria que se halla en Elche y reparte faena a las mujer del campo y de la ciudad».

El Museo Escolar de Pusol inaugura una exposición dedicada a la mujer en el campo

Curiosidades

Entre las curiosidades que se pueden ver en la muestra se encuentran un depósito que se utilizaba para lavar la ropa, que se llenaba con agua caliente procedente de la chimenea y ceniza de sosa a modo de detergente, una mesa que se utilizaba para alisar la vestimenta con una plancha de hierro que también se calentaba en la chimenea o el vestuario tradicional de las mujeres. «Era ropa cómoda y sencilla para que pudieran hacer sus numerosas labores, ya que eran las primeras que se levantaban y las últimas que se acostaban», explica el comisario de la exposición, José Aniorte.

Esta no es la primera vez que Pusol conmemora el 8-M. Sin ir más lejos, hace un par de año el museo realizó un homenaje a las aparadoras del calzado, recreando el salón de una vivienda en la que una mujer trabajaba mientras daba la merienda a su hijo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats