30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura autoriza cubrir las catas del Mercado y la valla se quitará en un mes

Conselleria entiende que la junta de gobierno ha recuperado la gestión tras el acuerdo del 19 de febrero que extinguió de forma unilateral el contrato con Aparcisa

Operarios protegiendo este viernes los restos arqueológicos en el lateral del Mercado ante las inminentes obras. | MATÍAS SEGARRA

Operarios protegiendo este viernes los restos arqueológicos en el lateral del Mercado ante las inminentes obras. | MATÍAS SEGARRA

El Ayuntamiento de Elche comenzó ayer por la tarde a cubrir, de forma apresurada, las catas del Mercado Central para proceder a retirar en las próximas semanas el vallado que desde hace años causa molestias a vecinos y comerciantes en el entorno de la Plaça de las Flores y de la Fruita. La actuación municipal ha sido posible después de que la Conselleria de Cultura haya autorizado esta semana dichos trabajos, de lo que dio cuenta ayer el alcalde, Carlos González, en una comparecencia. El cambio de actitud de la Dirección General de Patrimonio, que antes negaba dar por concluida las catas y por tanto su cubrición, ha sido posible porque el Consistorio ha podido justificar que ha dado por resuelto el contrato con Aparcisa, mercantil que era concesionaria del proyecto del nuevo mercado (con aparcamiento subterráneo) y por tanto la promotora de las obras y de las catas. Así lo confirmó un portavoz de la Dirección Territorial de Cultura a INFORMACIÓN, haciendo referencia al acuerdo de la junta de gobierno del 19 de febrero «por el que se dio por extinguida toda relación con la empresa», dijo esta fuente, lo que para la Generalitat devuelve al Ayuntamiento la potestad para decidir qué se puede hacer y qué no en el entorno del mercado.

El alcalde aseguró que los trabajos serán inminentes. De hecho, ayer por la tarde varios operarios ya iniciaron el replanteo y cubrieron la zona con una tela de algodón. Según el primer edil, la cubrición podría estar finalizada en menos de un mes y con la retirada del vallado consiguiente se recuperaría la normalidad en la zona tal y como demandan los residentes.

Desde diciembre de 2019 el Ayuntamiento intentaba que Cultura autorizara la cubrición de los restos arqueológicos pero no era posible porque Conselleria consideraba que Aparcisa tenía el derecho como promotor de los trabajos y que acceder a lo que pedía el equipo de gobierno necesitaba de un acuerdo previo con la concesionaria. La mercantil, que se negó a ello, presentó un recurso contra el Consistorio para que no pudiera tocar sus catas arqueológicas después de que el alcalde anunciase a principios de 2020 el inicio del expediente para anular la concesión.

Aparcisa no se pronunció ayer sobre esta decisión del Ayuntamiento y sobre el hecho de que haya ocupado la zona vallada donde desarrolló hasta tres fases distintas del proceso de excavación, del que aún quedaba pendiente una cuarta que no se realizó porque el equipo de gobierno entendió que no tenía sentido pues el proyecto que había firmado con la mercantil la que fuera alcaldesa Mercedes Alonso (PP) nunca se iba a ejecutar por los daños que acarrearía al Misteri (por su cercanía) o al patrimonio de la ciudad soterrado junto al mercado.

Lo que es una evidencia es que esta situación se ha alargado en el tiempo de forma excesiva y ha generado una sensación de desolación en la zona. Además, se ha agravado la accesibilidad porque las aceras son mucho más estrechas desde que las calles están levantadas.

Los residentes han manifestado varias veces que ha aumentado también la insalubridad ya que a las excavaciones han generado basuras, desde cigarrillos a latas de refresco que tiran los viandantes más incívicos. Por ello, con esta autorización el Consistorio podrá no sólo devolver a la «normalidad» a la zona sino proteger los restos; mientras, los juzgados decidirán cómo acaba este asunto.

Los baños árabes no se tocarán hasta que se musealicen

Los baños árabes frente a la fachada del Mercado Central no se cubrirán como sí ocurrirá con el resto de catas arqueológicas. No se tomará una medida por el momento en cuanto a la musealización de las piezas. De la misma forma, el alcalde apuntó ayer que cuando se localice el refugio de la Guerra Civil con estos trabajos se espera que quede bien identificado y sea accesible para peatones y pueda incluso ser visitado.

El primer edil volivó a recordar que piensa lanzar un concurso de ideas dirigido a arquitectos y urbanistas con el que delimitar un proyecto que integre al mismo tiempo los Baños Árabes, los refugios de la Guerra Civil y que los una a la Plaza de la Fruta y la de las Flores. Todo ello en lo que es el espacio urbano más grande del centro de Elche.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats