30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plantar cara al deterioro en pandemia del coronavirus

El centro de alzhéimer de Elche recupera sus talleres tras el cierre en enero por Salud Pública

El centro de alzhéimer de Elche recupera sus talleres tras el cierre en enero por Salud Pública Matías Segarra

El deterioro cognitivo no entiende de emergencias sanitarias y requiere de una atención permanente. Así lo defienden en el centro de la Asociación de Familiares de Personas con Alzhéimer de Elche (AFAE), una entidad que ha plantado cara al covid-19 desde el comienzo de una pandemia que le ha obligado a cerrar ya tres veces sus instalaciones.

La primera fue hace un año, al decretarse el estado de alarma. La segunda en octubre, cuando la segunda ola se dejó sentir con fuerza en la ciudad ilicitana.

El centro de alzhéimer de Elche recupera sus talleres tras el cierre en enero por Salud Pública Matías Segarra

El tercer parón llegó en enero, cuando Salud Pública les obligó a cerrar tras producirse tres casos de contagio. En principio iban a ser apenas quince días sin actividad pero los talleres de AFAE no se han podido retomar hasta esta semana. «Esperamos que esta reapertura sea la definitiva y a partir de ahora solo vayamos a mejor», sostiene con esperanza su directora, Celia Lastra.

Momento del almuerzo, ayer, en la asociación ilicitana. (Imagen autorizada por el centro). | MATÍAS SEGARRA

El centro, que ha pasado de los 130 usuarios que tenía hace un año a los 110 actuales, ha vuelto a abrir sus puertas tras siete semanas con talleres de mañana (9 a 13 horas) y tarde (15 a 19 horas). «Nuestra población es muy vulnerable y en estos 45 días hemos intentado mantener la actividad, atendiendo a los usuarios y sus familiares mediante trabajos online y videoconferencias», explica la directora. Para ello, al igual que para cumplir con todas las medidas de higiene y seguridad, AFAE ha tenido que hacer un importante esfuerzo económico, teniendo en cuenta que se trata de una fundación sin ánimo de lucro. La adquisición de medios técnicos que permitieran mantener la actividad de manera telemática ha supuesto una inversión de 17.000 euros, costeada en parte por la obra social de La Caixa.

Una usuaria haciendo ejercicios, ayer. (Imagen autorizada por el centro). | MATÍAS SEGARRA

Pese a que Salud Pública les obligó a cerrar en enero, desde la junta directiva de AFAE defienden que el covid-19 apenas ha tenido incidencia en sus instalaciones y que no se han tenido que vivir, ni de lejos, situaciones tan complicadas como las que han afectado a otros centros de Elche, como es el caso de la residencia de Altabix. Donde más se ha dejado sentir la emergencia sanitaria ha sido a nivel económico, ya que la asociación ha tenido que hacer un importante ajuste durante los últimos doce meses para abaratar sus costes. Con una plantilla de 25 trabajadoras, los tres ERTE les han obligado a poder contar solo con diez, seis y cinco empleadores respectivamente.

Problemas

En AFAE llevan doce meses lidiando con diferentes problemas que la pandemia les está planteando a sus usuarios. Por ejemplo, su directora recuerda las dificultades que atravesaron en la fase de confinamiento total para salir a pasear con sus usuarios, pese a que contaban con permiso para ello. «Fue muy duro, con multas y muchas llamadas que tuvimos que hacer a la Policía Local y la Nacional», añade Lastra a la vez que recuerda que en su centro no ha habido que lamentar ni un solo fallecimiento.

Desde la asociación también agradecen el apoyo que les ha brindado la Concejalía de Derechos Sociales, que dirige el edil Mariano Valera, y la implicación que ha tenido el propio alcalde ilicitano, Carlos González, con su problemática. Pasados los momentos más duros de la tercera ola, en AFAE han retomado esta semana la actividad con 80 de sus 110 usuarios, mientras que el resto está previsto que regresen a los talleres a partir del día 22.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats