Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Juan Antonio Marín, presidente del Instituto Ciudad Idea de Elche (ICIE)

Juan Antonio Marín: «Una ley sin recursos es papel mojado y solo cabrá esperar promesas»

Son muchas y muy diversas las visiones que hay en Elche sobre cómo debe conservarse el Patrimonio de la Humanidad. Volem Palmerar y el Instituto Ciudad Idea de Elche tienen posturas contrapuestas. El primer colectivo defiende usos más proteccionistas que el segundo, que apuesta por permitir construcciones en los huertos, pero ambos coinciden en que sin dinero público la ley no servirá de nada

«Una ley sin recursos es papel mojado y solo cabrá esperar promesas»

«Una ley sin recursos es papel mojado y solo cabrá esperar promesas»

¿Qué le piden a la ley del Palmeral?

Pedimos una ley que suponga un revulsivo para el desarrollo social y económico de Elche que es precisamente lo que ha sido siempre y debería ser el Palmeral, de esta ley esperamos que proteja el Palmeral y permita un uso adecuado unido a la financiación necesaria. La mejor conservación del Palmeral no es poner en una urna de cristal y dejar que se muera poco a poco sino poder conjugar actuaciones que sigan integrando los huertos con nuestra ciudad. Existen grandes proyectos ecologistas y proteccionistas, el progreso no tiene porque ser destrucción si se hace bien. Estamos perdiendo una oportunidad. Otra cosa que parece ser que se han olvidado, es incluir el sistema de riego que se queda fuera de esta ley.

Defienden oficinas, residencias de la tercera edad y hoteles en huertos, ¿creen que esto es compatible con la preservación y no conllevará su destrucción?

La respuesta se observa en las calles de Elche. ¿Cuántos edificios protegidos en Elche se caen a pedazos porque no se permite un uso de ellos? La preservación viene de su uso. Los huertos nacieron bajo un uso sino no hubieran nacido, no surgieron de la nada, tenían un objetivo. Además no se trata de construir sin más en los huertos y en todos, se trata de planificar y desarrollar proyectos con una arquitectura ecologistas y vanguardista que ponga en valor los huertos y los potencie, es posible y así protegeremos el Palmeral. Lo que necesitamos es un Plan de usos elaborado por un comité de expertos que nos diga qué usos se pueden hacer.

Y criticaron el impacto del bloque quirúrgico del Hospital en el Palmeral...

Lo que criticamos no fue esta obra en sí, sino cómo la administración cuando le interesa el Palmeral es secundario y cuando se presentan proyectos interesantes se rechazan con la excusa del Palmeral. No puede ser que hay un embudo pequeño para la iniciativa privada y manga ancha cuando se trata de la administración y esta ley lejos de solucionar este problema lo va a agrandar. Las leyes deben de ser iguales para todos. Y esta ley no lo es.

La falta de fondos es un problema, ¿ve posible que conselleria y Gobierno central sufraguen los costes del Palmeral como han pedido?

No es un problema, es la clave. Una ley sin recursos es papel mojado. Si no incluimos en la ley la financiación después a esperar promesas y ya saben lo qué ocurre, que nuestra ciudad está siempre infrafinanciada y olvidada por todas las administraciones. Los ilicitanos acabaremos pagando de nuevo de nuestros bolsillo, eso sí, las decisiones según esta ley las tomará Valencia pero pagar usted, todos los lectores y yo.

¿Qué es lo mejor y lo peor de esta ley?

Lo mejor es que hay ley, hay buenos estudios recogidos, pero sin un capitulo específico sobre la financiación nacerá sin posibilidades. La ley no deja opción a distintos usos compatibles, sin ni siquiera incluir el sistema de riegos que es la propia esencia del Palmeral, y con todas las cargas en los ilicitanos con la espada de Damocles de la expropiación. Estamos ante una ley de la que nos arrepentiremos dentro de unos años. Estamos dejando escapar una oportunidad histórica para proteger y poner en valor nuestro Palmeral.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats