Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Voces críticas en El Altet por la demora de la obra de ampliación y además a costa del patio

El centro educativo, que lleva más de una década reivindicando mejoras, carece de aulas de inglés, informática, música o biblioteca, entre otras

Fachada principal del colegio Rodolfo Tomás Samper, en imagen de archivo.

Fachada principal del colegio Rodolfo Tomás Samper, en imagen de archivo. ANTONIO AMORÓS

En la pedanía ilicitana de el El Altet hay una parte de la población que está cansada de esperar una ampliación anunciada y comprometida para el colegio público Rodolfo Rodolfo Tomás Samper, una actuación que está tardando en llegar. Este malestar se lo hizo llegar una vecina de El Altet (que ya no no forma parte de la asociación de madres y padres de alumnos) días atrás directamente a la concejala de Educación, María José Martínez, justo en el último pleno municipal. Pero sobre todo, venía a criticar ahora que la ampliación del centro educativo se tenga que hacer a costa de reducir el espacio exterior.

En principio, se tienen que habilitar aquí seis nuevas aulas y un gimnasio, y algunos vecinos de El Altet consideran que se podía haber aprovechado de paso para adquirir terrenos adyacentes y, de este modo, no perder metros cuadrados de patio y pistas deportivas. Sobre todo, teniendo en cuenta que no hay construcciones próximas y que existen parcelas anexas aparentemente de sobra para ello. El único edificio cercano es el complejo deportivo de El Altet y una vivienda de planta baja en un lateral.

Blasco López, que también forma parte de la formación política El Altet Decide, recuerda que llevan esperando las obras de ampliación del colegio, el cual presta servicio también a familias de Arenales del Sol y Balsares, desde que se anunciaran formalmente a mediados de la pasada década. Pero la reivindicación viene de mucho antes, incluso desde 2007.

En cualquier caso, lo cierto es que esta comunidad educativa ha tenido que renunciar al aula de usos múltiples, a la de pedagogía terapéutica, pero también al espacio específico para inglés, a la clase acondicionada para informática, a la de música y, también, a la biblioteca, entre otros espacios. Para algunos vecinos, esta situación no es de recibo.

El devenir sobre el futuro de este centro ha pasado por numerosas etapas. En 2010 trascendió incluso que la Conselleria de Educación tenía previsto construir un segundo colegio en esta pedanía. En 2016, en una junta de participación, la anterior edil de Educación y el alcalde de Elche, Carlos González, afirmaron que las obras en el colegio se iban a llevar a cabo inmediatamente, según recordó también el líder del PP en el pleno de noviembre pasado. En septiembre de 2018 incluso se barajaba la opción de obtener suelo.

«Una ampliación que supone un incremento de la superficie construida de 1.700 metros cuadrados, lo que significaría, de una parte, la construcción de ocho aulas nuevas de Infantil y, de otra, en la creación de un gimnasio, algo que permite no restar ningún espacio a las superficies comunes del centro», declaraba el primer edil en noviembre de 2018 tras reunirse con representantes de la comunidad educativa, además de anunciar una inversión de cerca de dos millones de euros.

La concejala de Educación recientemente ha señalado que el proyecto definitivo de ampliación de este colegio público, que ha llegado a tener hasta siete aulas prefabricadas, «puede» estar listo para finales de este año, de manera que tal vez podría sacarse a licitación a principios de 2022.

El pasado 22 de marzo María José Martínez Gutiérrez visitó el colegio, donde mantuvo una reunión con el alcalde pedáneo, el presidente de la asociación de madres y padres, y el equipo directivo. En esa reunión la edil informó sobre la ampliación del centro y señaló que en los próximos días haría llegar una cronología de actuaciones consensuada con Urbanismo. A la comuidad educativa se le indicó que se prevé que en este año 2021 se lleven a cabo todos los trámites burocráticos para comenzar la realización de la obra en el año 2022.

Desde el equipo de gobierno ilicitano se insiste en que el Plan Edificant de la Generalitat Valenciana «es una absoluta realidad», que en todos los proyectos de Edificant se cuenta con los equipos directivos y las familias, y que incluso se han podido modificar alguno de ellos atendiendo a sus aportaciones.

Desde el Consistorio se recuerda además que Blasco López no habla en nombre en nombre de la asociación de madres y padres de alumnos de este colegio ya que no pertenece al mismo y que estas reivindicación provienen de una parte minoritaria.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats