Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un campamento multicultural en Elche

Elche Acoge cierra una semana de juegos con niños para fomentar el respeto y la cultura local

Entrega de los diplomas este viernes de la Fundación Juan Perán en el Rincón de las Culturas.

Entrega de los diplomas este viernes de la Fundación Juan Perán en el Rincón de las Culturas. MATÍAS SEGARRA

Estamos en pleno Palmeral y se forma un corrillo de pequeños inquietos por saber más sobre las costumbres de Elche. Sobre los patrimonios de la Humanidad de la ciudad o sobre la Dama, entre otros. Entonces una niña lee una pista, y su compañero levanta el brazo emocionado porque sabe la respuesta.

Cerca de una treintena de menores migrantes han participado durante la última semana en el campamento de primavera de Elche Acoge, que se ha podido recuperar de forma presencial este año después de una convocatoria online en la pasada edición debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus. Esta iniciativa la vienen desarrollando desde hace una década en la entidad con el objetivo de reforzar ciertos valores como la igualdad entre personas, el respeto y sobre todo fomentar el compañerismo.

Algunas actividades eran deportes al aire libre para compensar los estragos del confinamiento. | INFORMACIÓN

La segunda vertiente de este programa es ayudar a la conciliación laboral de sus progenitores, teniendo en cuenta que una parte de los niños participantes, la mayoría procedentes de países del Magreb o Latinoamérica, provienen de núcleos en riesgo de vulnerabilidad social y este recurso alivia a aquellos padres y madres que, por ejemplo, tienen que trabajar y no tenían con quién dejar a sus hijos a cargo durante las vacaciones de Pascua, según explica Laura Canales, miembro de Elche Acoge.

Desde el martes hasta este viernes los menores participantes, a partir de seis años, han realizado todo tipo de actividades lúdicas como yincanas, juegos tradicionales o confección de textiles. Según Tania García García, técnica del área de Juventud y una de las responsables del campamento, este año la temática era un viaje por el mundo, teniendo en cuenta que la pandemia de coronavirus ha mermado los viajes y la comunicación con otras partes, incluso del mismo país.

Participantes del campamento recibiendo los diplomas por parte de la Fundación Juan Perán Matías Segarra

El primer día arrancaron con una gynkana en la que cada grupo «viajó» a un país diferente, «les dimos un pasaporte y tuvieron que crear una bandera y un sello del país al que pertenecían». El segundo día hicieron unas olimpiadas simulando que viajaban a Grecia y mostraron su parte más deportiva con juegos tradicionales como el pañuelo o carreras de sacos y relevos. El objetivo era que pudieran sociabilizar al aire libre después de los límites en las relaciones sociales que ha impuesto la pandemia.

Los menores han hecho gymkanas por puntos de la ciudad para conocer algunos puntos turísticos. | INFORMACIÓN

De igual forma, conocieron la modalidad Ultimate Frisbee (disco volador) de la mano del equipo alicantino de este deporte y los propios voluntarios de Elche Acoge. También se adentraron en el centro de la ciudad para conocer la cultura local, tal y como explicaban voluntarios como Ramón Molina y Marina Zamora, que coincidían en que este tipo de iniciativas son importantes para situar a los menores, que sepan las cualidades de la ciudad en la que viven. Tania García García reseña que además este campamento ha servido para empoderar a jóvenes de 14 a 16 años que de pequeños participaban en este tipo de campamentos y ahora lo han hecho como voluntarios.

Los menores también realizaron un viaje por la televisión jugando a «Quién quiere ser millonario», elaborando platos de comida con plastilina o trajes regionales con materiales como bolsas de basura para simular programas como Masterchef o Maestros de la Costura.

Los participantes mostrando los diploma en el Rincón de las Culturas de Elche Acoge Matías Segarra

En el acto de clausura representantes del Patronato de Elche Acoge y de la Fundación Juan Perán Pikolinos, que ha facilitado materiales y ha subvencionado varios proyectos del campamento, entregaron diplomas a los participantes y reconocieron la labor de los 14 voluntarios.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats