30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos del camino de Torrellano al aeropuerto piden alcantarillado y luz

El concejal de Pedanías asegura que solo se ha hecho una actuación inicial en esta zona y que no se va a dejar de trabajar, pero hay ver cómo queda la legalización urbanística de los «rent a car»

Una de las movilizaciones que los vecinos protagonizaron en 2019 para reivindicar inversiones.

Una de las movilizaciones que los vecinos protagonizaron en 2019 para reivindicar inversiones.

Vecinos del camino que une Torrellano con el aeropuerto de El Altet continúan en su lucha por reivindicar que son vecinos que deben contar con los mismo servicios que el resto de ilicitanos. En este sentido, agradecen las últimas inversiones realizadas en la zona por parte del Ayuntamiento de Elche, con el fin de garantizar la seguridad vial en este camino, pero recuerdan que todavía hace falta atender a los problemas más importantes: la necesidad de alumbrado público y el imprescindible alcantarillado, además de acometer aceras.

El concejal de Pedanías, Vicente Alberola, es muy consciente de estas necesidades y asegura que lo acometido hasta la fecha «solo es una actuación inicial» y que el equipo de gobierno no va a dejar de trabajar en la zona.

Eso sí, apela a la paciencia, sobre todo después de iniciarse un procedimiento tendente a legalizar los «rent a car» y otras empresas del entorno, que son cuantiosas a un lado y otro de este camino. El concejal recuerda que esta actuación «está viva» y primero hay que esperar a que se normalice la situación urbanística con respecto a estas mercantiles.

Juan José Mateo, portavoz de los vecinos afectados, cerca de un quincena de familias, recuerda que en estas viviendas disponen de fosas sépticas porque no hay alcantarillado, y que a pesar de abonar sus tributos, tampoco disponen de alumbrado público, lo que complica que al caer la noche se pueda ir caminando desde o hacia el núcleo urbano de Torrellano.

Carril bici

Además, Mateo considera que ya de paso se podría acometer, en paralelo a las aceras, un carril bici de conexión con el casco urbano de la pedanía.

Estas reivindicaciones las llevan haciendo desde años, pero consideran que, en vista de que el ejecutivo está invirtiendo importantes cantidades de dinero en distintas partidas rurales y también en el casco urbano, ya es hora de que se acuerden de los que residen en esta zona, atestada de vehículos hasta la llegada del covid, ya que el alquiler de turismos se ha paralizado también al caer la actividad del aeropuerto.

Los vecinos también se muestran inquietos sobre cómo va a ser en la práctica esa regularización urbanística. «Desconocemos el contenido de dichas modificaciones y en qué nos puede afectar o beneficiar, nos gustaría conocer los detalles. Por eso pedimos una reunión con la concejala de Urbanismo, Ana Arabid», declara Juan José Mateo.

En cualquier caso, el portavoz vecinal asegura que existe una «muy buena comunicación con el Ayuntamiento. Estamos trabajando juntos para poder solucionar el problema de esta carretera y poner remedio. Los vecinos creemos que se puede convivir con las empresas (de «rent a car»), pero siempre y cuando respeten y participen al bienestar mutuo».

El concejal Vicente Alberola insiste en que solo se ha dado «el primer paso» y que el ejecutivo no se va a quedar en lo realizado hasta la fecha, pero que antes debe regresar una cierta normalidad a la zona para ver cómo queda la distribución de los «rent a car» y su legalización.

Los vecinos también reclaman más badenes a lo largo de este vial, como los dos que ya existen desde hace años, pero eso sí, no de plástico. El objetivo es que se cumpla que no se circule a más de 50 kilómetros por este camino, lo que contribuiría a mejorar la seguridad para todos.

Inversiones en este año por valor de 40.000 euros

El Ayuntamiento de Elche destinó a principios de este año 40.000 euros para mejorar la seguridad vial en un primer tramo del camino entre Torrellano y el aeropuerto. Se reforzó la señalización que da información a los usuarios de la vía y se ha prohibido el adelantamiento. Además, se reducía la velocidad a 50 km/h, y se han balizado los puntos más conflictivos para evitar que los camiones de descarga y carga de vehículos de los «rent a car» puedan estacionar en el arcén. Esto provocaba que muchas veces los vecinos tuvieran que pisar la calzada para poder acceder a sus viviendas o ir y venir del colegio, con el riesgo de atropello que eso implicaba. Los vecinos lo agradecen, pero piden más inversiones puesto que pagan impuestos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats