Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

OPINION

Por nuestro milenario Palmeral

El Palmeral de Elche

El Palmeral de Elche

Actualmente se le está dando los últimos retoques a la ley del Palmeral.  Somos varios los colectivos que apostamos por un Palmeral como sistema agrícola, así es como lo reconoce la Unesco y poner en peligro (que ya lo está) esta función pondría en riesgo que Elche fuera patrimonio de la humanidad respecto a su Palmeral. Tenemos que ser consciente que hoy por hoy no podemos decir que en el Palmeral de la Unesco, de gestión municipal en su mayoría, exista agricultura. Hagamos un pequeño análisis. Si tenemos en cuenta el aprovechamiento constataremos que de los dátiles producidos (miles de toneladas) los dátiles cosechados son prácticamente cero; la palma blanca, inexistente; las palmas normales, todas se trituran; y, lo que también es triste; el cultivo dentro de las parcelas roza el cero. Hay unos poquitos frutales a manera testimonial que ni se cosechan. 

Nuestro palmeral ha dejado de tener función agrícola. Existen numerosos huertos que por falta de rentabilidad dejan de cuidarse. Huertos enteros que ya están desdibujados por la falta de palmeras. Es triste oír al vigilante del Palmeral dar por perdido al Palmeral fuera del Palmeral Histórico.

Tenemos que pensar que Palmeral queremos para dentro de 20 años y empezar a trabajar ya

decoration

Pero no todo está perdido.... Somos muchos los que pensamos que todavía estamos a tiempo de revertir la situación actual. Pensamos que la ley del Palmeral puede ser una buena herramienta. 

"Necesitamos mirar con cariño al Palmeral", estas palabras son del mismo vigilante "tenemos que pensar que Palmeral queremos para dentro de 20 años y empezar a trabajar ya", estas también. Somos muchos los que nos imaginamos un Palmeral vivo recuperado del esplendor perdido, un Palmeral donde se pueda plantar en su interior, donde su producción, sobre todo de las Palmeras, se aprovecha todo: dátiles, palma, incluso madera.

El conseller Marzà, en Elche, conmemorando la declaración del Palmeral como Patrimonio de la Humanidad

Un Palmeral que de gusto enseñar al visitante, un Palmeral donde podamos hacer pedagogía, un Palmeral donde se pueda ejemplarizar el respeto, aprovechamiento y puesta en valor del patrimonio. Un Palmeral que demuestre nuestra gratitud a todos aquellos que nos precedieron por la herencia recibida. "Aquel pueblo que sea capaz de respetar a sus antepasados, será capaz de respetar a sus contemporáneos".

Por todo esto estamos esperanzados de que nuestros diputados sean sensibles a esta situación y creemos en su capacidad para oír las necesidades del Palmeral y la plasmen en una buena ley.

Por ello pedimos un patronato más fuerte, con más técnicos liberados y más recursos para que de verdad, sirva de catalizador para impulsar las medidas y estrategias que necesita este nuestro milenario Palmeral. Se necesita gente (quizá no mucho más de 2 o 3) para estar al tanto de diversas subvenciones, para coordinarse con el poco tejido económico que hay vinculado a la Palmera, para gestionar la denominación de origen del dátil, que coordine todo tipo de investigaciones que se pueda hacer desde la UMH, IVIA o el Instituto Tecnológico de la Palmera. Un Patronato que contacte con agricultores y busque fórmulas para que el palmeral vuelva a ser cultivable (en Orihuela se está haciendo) un Patronato que articule las maneras de hacer pedagogía y sensibilizar al ciudadano sobre el Palmeral, un Patronato capaz de articular ayudas para los propietarios de huertos privados. 

Aquel pueblo que sea capaz de respetar a sus antepasados, será capaz de respetar a sus contemporáneos

decoration

Un Patronato que esté vigilante no sólo de las Palmeras sino de todo lo concerniente a su idiosincrasia. Se podrá decir que no hay recursos y en verdad no pedimos más inversión. Pedimos buena administración. Se ha hablado mucho estos días de la necesidad de que la Generalitat colabore con inversión. Pues realmente no pensamos que se necesite más inversión más bien reconducirla pues la Generalitat es posible que no ande muy lejos de la inversión que hace el consistorio de Elche.

 Como muestra mostramos nuestro desacuerdo a la política de destrucción de viveros a costa del dinero público y pedimos en la reorientación de los recursos hacia políticas que se reviertan en tener un Palmeral más vivo. 

En concreto, pensamos que la destrucción de viveros de Washingtonia para hacer frente a la plaga de pasiandisia es una política que no repercute para un bienestar común y que ese gasto sería bueno focalizar lo en otros objetivos que si potencien el Palmeral invirtiendo en el patronato.

Así que señorías hágannos una buena ley y doten al Patronato de suficiente inversión para que de verdad, pueda impulsar el bienestar de nuestro patrimonio, en definitiva, del bienestar de las gentes. Por cierto el vigilante se llama Andrés.

(*) Vicente Campos Rubira es presidente de la Asociación de Palmereros de Elche, y Miguel Ángel Sánchez Martínez, presidente de la Asociación de Productores de dátil de Elche

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats