Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UMH comenzará en dos meses las obras en la residencia para que entre en servicio en un año

El Ayuntamiento cederá antes del verano el albergue de Altabix a la Universidad, un inmueble valorado en 3 millones - La reforma durará dos años, pero el objetivo es reducir el plazo a la mitad

El albergue de Altabix en el que se ubicará la residencia de la UMH, en una imagen de ayer.

El albergue de Altabix en el que se ubicará la residencia de la UMH, en una imagen de ayer.

La puesta a punto del albergue de Altabix como residencia juvenil de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche está un poco más cerca. El Ayuntamiento entregará en un plazo de dos meses las llaves del inmueble a la institución académica y la UMH comenzará los trabajos de adecuación del espacio antes del verano, unas obras que pueden prolongarse un par de años, por lo que la residencia entraría en funcionamiento de cara al curso 23/24, aunque el objetivo es reducir este plazo a la mitad para que ya se puedan acoger estudiantes en el curso 22/23. El valor de este edificio es de unos tres millones de euros y cuenta con 30 habitaciones y 57 camas.

La pandemia ha retrasado la puesta a punto de un proyecto que fue anunciado durante los últimos meses del mandato del anterior rector, Jesús Pastor, y que refuerza la colaboración que mantienen la UMH y el Ayuntamiento, un vínculo que se refleja en otros proyectos como el Campus Tecnológico, la sede que busca la Universidad en el centro de la ciudad o el circuito de «running» en el campus ilicitano que será inaugurado el próximo martes 20. Ambas instituciones esperan que la puesta en marcha de la residencia tenga un impacto positivo en el barrio de Altabix y que consiga una rentabilidad tanto económica como a nivel social.

Convenio de diez años

La cesión de la residencia de Altabix se ha establecido mediante un convenio de diez años prorrogable y el propósito es que su actividad sea constante todo el año, más allá del calendario lectivo, por lo que en agosto, por ejemplo, podría acoger a otros colectivos, como es el caso de los deportistas. «Con la puesta en marcha del albergue activaremos otro edificio que nos encontramos cerrado en 2015, como la Oficina de Tráfico, el Centro Hernandiano, el Instituto Tecnológico de la Palmera, el polideportivo de Los Palmerales o la residencia de Asfeme», destacó ayer el alcalde, Carlos González, durante la rueda de prensa que ofreció junto al rector de la UMH, Juanjo Ruiz, en las instalaciones del Ayuntamiento.

El centro para los universitarios contará con tres ejes principales: espacios individuales y compartidos, una comunidad que se espera que sea activa y colaborativa y una ubicación idónea, ya que se encuentra a 20 minutos a pie del campus ilicitano y a 10 si se va en bicicleta. Con el propósito de convertir el albergue en una comunidad que vaya más allá del espacio físico, los usuarios estarán conectados mediante tablones de anuncios, calendarios de eventos y directorio de inquilinos. En sus tres plantas, la Residencia UMH permitirá realizar servicios como la gestión de tarjetas SIM para móviles y conexión a internet, la gestión de seguros médicos, el envío de paquetes o cursos de español para Erasmus.

Un instante de la presentación del proyecto, ayer, en la Sala del Consell del Ayuntamiento. | ANTONIO AMORÓS

«Creo que nos encontramos ante una gran noticia. Estamos ante un nuevo acuerdo entre el Ayuntamiento y la UMH en beneficio de la ciudad y que nos va a permitir rentabilizar desde el punto de vista social una inversión pública, como es la de este edificio municipal, que ha estado bloqueada durante mucho tiempo», destacó el alcalde, antes de añadir: «En esta infraestructura se va a prestar un servicio público que, más allá de lo que supone para los usuarios, dará proyección a la ciudad desde el punto de vista nacional e internacional».

El rector de la UMH también ofreció ayer su visión sobre el proyecto. «Llevaba tiempo gestándose y va permitir que dispongamos de plazas para estudiantes con las que agilizar nuestra visión internacional, ya que una de las cuestiones que nos reclaman otras universidades cuando queremos hacer un intercambio es garantías de que hay una residencia para sus alumnos», valoró Ruiz, quien también definió esta iniciativa como un «experimento piloto» para potenciar las plazas para estudiantes en la ciudad.

Alcalde y rector presentaron el acuerdo alcanzado sobre la residencia de Altabix acompañados por la edil de Educación y Universidades, María José Martínez, y el vicerrector Pedro Ginés Vicente. El responsable del área de Infraestructuras de la UMH explicó que el coste de la actuación que se va a llevar a cabo supera los 650.000 euros, a los que hay que sumar los 2,3 millones que se invirtieron en la construcción del inmueble, lo que da el valor total de 3 millones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats