30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ocho años de oídos sordos

Urgen al Consell obras en aseos, climatización y el jardín de la residencia de mayores de Altabix

Estado que presentan algunos bancos del jardín

Estado que presentan algunos bancos del jardín

La residencia de la tercera edad de Altabix en Elche, pública pero de concesión privada, presenta, según la Asociación por los Derechos y el Bienestar de los Ancianos en Residencias (Adbar), problemas estructurales conocidos desde hace tiempo.

La empresa tiene obligación de asegurar el mantenimiento y conservación, pero es la Conselleria de Igualdad y Políticas Públicas, según esta entidad, la responsable de la estructura y del equipamiento del inmueble para la adecuada prestación del servicio. Sin embargo, después de numerosas reivindicaciones, a lo largo incluso ocho años, poco o muy poco se ha hecho por parte de la Generalitat a juicio de los familiares de los usuarios.

Para empezar, el sistema de climatización está para renovar al completo. Hay aparatos que no funcionan y que incluso utilizan refrigerante no permitido (R-22). «La empresa lo comunicó a la Generalitat en agosto de 2019 cuando se inició la concesión y sigue sin arreglarse», aseguran desde Adbar.

Acceso principal a la residencia de Altabix Antonio Amorós

Hay también 30 persianas pendientes de arreglo, que son casi la mitad del total de habitaciones de la residencia, mientras que es necesaria una reforma integral de los aseos del centro de día.

Otras reformas pendientes son el circuito de megafonía o el sistema de presencia. «En diciembre de 2020 hubo un residente que se cayó y estuvo más de 15 minutos con la cabeza encajada entre la mesita y la cama porque el timbre de llamada no funcionaba», afirman las mismas fuentes.

Otra de las reivindicaciones es el arreglo del jardín ante el riesgo de caídas: está todo levantado por las raíces de los árboles, según Adbar. En noviembre, desde la Generalitat se les aseguró que se iba a reformar el jardín mediante un contrato de urgencia. No se ha vuelto a saber nada desde entonces.

Firme levantado en la zona de recreo del centro de la tercera edad

«Los familiares de residentes y los mayores que forman parte del consejo de usuarios del centro llevamos ocho años reclamando que se acometan las reformas y obras improrrogables para que la atención residencial de los mayores de esta residencia sea mínimamente digna», indican desde Adbar, que aseguran que todos los años se detallan las necesidades de la residencia «y nunca se acometen, vulnerándose así muchos derechos de los mayores que viven en ese centro».

En la parte positiva, la asociación agradece al Ayuntamiento de Elche que, sin ser competente ni corresponderle, ha limpiado, podado y adecentado el jardín tras contratar a una empresa y asumir ese gasto.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats