Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciencia para adolescentes

Siete investigadores, entre ellos Francis Mojica, visibilizan su trabajo en una jornada con los institutos para explicar los avances científicos

Alumnos del IES Misteri d’Elx durante la jornada.

Alumnos del IES Misteri d’Elx durante la jornada.

Acercar la ciencia a los institutos para que los adolescentes vean en los investigadores un referente de cara a una meta profesional. Esa es una de las misiones que persiguieron este jueves siete científicos tras participar en «Sorpréndete con la ciencia», una jornada que pretendía interactuar y explicar ciertos avances científicos entre un millar de alumnos de cuarto de la ESO y Bachiller de ocho institutos de la ciudad.

La sesión, con apoyo del Ayuntamiento y otras entidades, fue online por las restricciones sanitarias debido a la pandemia del coronavirus, y también teniendo en cuenta que el grueso de participantes trabajan fuera de la provincia o del país.

El programa ha estado liderado por el reconocido microbiólogo ilicitano Francis Mojica, que abrió la alocución hablando de que las bacterias también se vacunan. Explicó a los estudiantes cómo funciona el sistema inmunitario en las secuencias CRISPR traduciendo su larga investigación en un lenguaje más informal para que los jóvenes entendieran, por ejemplo, que hay similitudes sobre cómo funciona nuestro sistema inmune y el sistema de las bacterias.

El bioquímico Alejandro Marín Menéndez, conocido por recorrer países de habla hispana en bicicleta para transmitir su entusiasmo por la ciencia, cautivó también a los menores contando cómo es su trabajo contra la malaria produciendo plasmodium. También quiso que entendieran que ahora el mundo sufre por el coronavirus pero durante décadas han existido otras pandemias como la de la malaria, que está acabando con millones de vidas sin que haya vacuna, y la enfermedad resiste a los antibióticos.

La investigadora Enriqueta García, una de las coordinadoras del programa, explicó en qué consiste su trabajo sobre microbiótica intestinal. «Como seres humanos somos organismos con células pero no funcionamos solos, necesitamos de bacterias y microorganismos que cuando están alterados vemos que están relacionados con muchas enfermedades tanto físicas como relacionadas con el sistema nervioso». Al hilo señalaba que cada año se aprecia que la microbiótica se tiene más en cuenta para esa vinculación.

Laura Campello Blasco, también coordinadora, explicó su investigación sobre la retina humana y cómo un mayor análisis de esta parte del cuerpo puede servir como diagnóstico de ciertas enfermedades. La sesión también sirvió para que los jóvenes le encontraran un sentido práctico a las matemáticas con las ideas del experto Santiago García Cremades o igualmente que supieran cómo se pone la fecha de caducidad a los productos mediante modelos matemáticos desde la Agencia de Seguridad Alimentaria, tal y como explicó Alberto García Pérez.

La investigadora Araceli García Martínez dilucidó algunas salidas laborales que pueden encontrarse en diferentes ramas de la ciencia y tranquilizó a los alumnos para que no se vieran influidos por la presión social que pueden tener al final del instituto cuando no tienen claro qué estudiar.

La edil de Educación, María José Martínez, puso el broche apuntando que en estos momentos queda claro que sin ciencia no hay futuro.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats