Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TIEMPO

La carretera de Santa Pola, cortada por la lluvia

Diez servicios de bomberos, principalmente por terrazas inundadas y arquetas taponadas

Una imagen de archivo de la carretera de Santa Pola en unas anteriores lluvias

Diez servicios han realizado esta tarde los bomberos de Elche, según ha confirmado INFORMACIÓN por la tromba de agua que ha caído minutos antes de las seis de la tarde y que ha durado prácticamente dos horas. El agua, acompañada de algo de granizo al principio, ha caído con mucha fuerza en todo momento, parecía que nunca fuera a parar, algo muy poco habitual, que ha recordado a la terrible gota fría. La tormenta ha estado acompañada por gran cantidad de aparato eléctrico. Apenas nadie podía salir ni con paraguas porque el agua bajaba con mucha fuerza por las calles y más de un ha metido el pie en un enorme charco. La Policía Local no ha informado de incidencias graves, aunque, según han confirmado ciudadanos a esta redacción, la carretera de Elche a Santa Pola ha tenido que ser cortada porque se encontraba impracticable, principalmente, a la altura de la venta Durá, donde históricamente se acumula formando prácticamente una piscina. En mitad de la carretera, a su entrada desde el casco urbano ilicitano, una señala junto a una valla informaba de que no se podía pasar. El tráfico ha sido desviado por Valverde para enlazar ya de nuevo con el vial, ya desdoblado, hasta la villa marinera, donde ha caído mucha menos agua.

Impresionante cortina de agua y granizo en Elche J. M. Grau

Han caído cerca de 60 litros por metro cuadrado de forma muy desigual. Así, en el centro de la ciudad se han recogido cerca de 59 litros por metro cuadrado, mientras en el aeropuerto han sido solo 24 litros, en el barrio nuevo de Altabix, 48 litros y en la partida de Algorós, 14 litros.

La inestabilidad atmosférica está previsto que continúe los próximos días.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats