Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una calle pero dos aceras distintas

El Ayuntamiento apuesta en «Virgen de la Cabeza» por baldosas de piedra natural a un lado y hormigón, al otro, por su proximidad a huertos

El extraño acabado en el cruce, con un resalte, para mantener el pavimento de hormigón.

El extraño acabado en el cruce, con un resalte, para mantener el pavimento de hormigón.

Una calle de acceso al centro de Elche con dos aceras, una de piedra natural y otra de hormigón y un final, en el minúsculo tramo de Pizarro, con Maestro Albéñiz, que parecen parches. Así es cómo ha quedado «Nuestra Señora de la Cabeza», una arteria clave que se ha visto modernizada con 300.000 euros, tras nueve meses en obras, varios retrasos de la empresa (debería haber acabado en enero) y críticas. Precisamente, esas dos caras de la puerta de entrada a la ciudad es una de las cosas que más está en estos momentos llamando la atención a los paseantes a poco de que finalice la remodelación.

Las dos aceras de la calle Nuestra Señora de la Cabeza; a la izquierda, el lado de baldosas de piedra natural y a la derecha, el hormigón rugoso. | ANTONIO AMORÓS

Si caminas junto a los huertos, de palmeras, en la acera que se ha ensanchado con la filosofía de dar más espacio al peatón, pisas sobre un pavimento hormigonado y rugoso, mientras que si lo haces por la acera de enfrente, la contigua a los colegios, encuentras una baldosa de piedra natural, completamente lisa, donde se sitúan la mayoría de elementos de mobiliario urbano: papeleras, farolas y las paradas de bus. Dos imágenes para una misma calle que no se encuentra en otras zonas de la ciudad, donde también hay huertos de palmeras.

Una calle pero dos aceras distintas

La edil de Movilidad, Esther Díez, justificó este diseño en la necesidad de destacar y de evidenciar la diferencia de su carácter preexistente: es un eje de unión entre una zona verde, el huerto, y una zona urbana. «En la acera del huerto se propone un pavimento que recuerda a los caminos de tierra propios de una zona verde. La acera varía su anchura otorgando dinamismo e invitando al peatón a disfrutar del paseo junto al huerto», explica.

Sin embargo, estos argumentos no han convencido a la oposición, que lleva semanas criticando la estética de la calle y la demora en acabarla. El PP tildó hace unos días de «chapuza» la actuación por «quitar aparcamientos y hacer aceras de hormigón», mientras que Ciudadanos apuntó a «lo ridículo de una obra con un lado adoquinado bien pavimentado y cómodo, y otro con solo cemento». La polémica también estuvo servida hace un mes cuando aparecieron hasta en dos ocasiones varios alcorques de palmeras «hormigonados», algo que tuvo que rectificar después la empresa a petición del equipo de gobierno.

LA CIFRA

300.000 EUROS. El coste de la obra

La remodelación de esta calle va a costar alrededor de 296.000 euros, 32.000 euros más de lo previsto inicialmente

Con todo ello, las obras de «Nuestra Señora de la Cabeza» han supuesto crear un carril exclusivo para el autobús y ensanchar una acera a costa de eliminar las dos bandas de aparcamiento (alrededor de 60 plazas) y de recortar también espacio del parking de Candalix para acentuar la curva en la calle con el fin de ayudar a reducir la velocidad de los coches y autobuses. También ha implicado el soterramiento de la línea de media tensión que tradicionalmente afeaba la zona con postes de madera y cables por el aire (lo que ha supuesto encarecer la obra 32.000 euros).

PSOE y Compromís defienden esta apuesta por dar prioridad al peatón y al transporte público, enmarcada en el Plan Centro y la peatonalización de la Corredora, que se ha extendido a otras calles del casco histórico. Algo que unos ilicitanos han visto con buenos ojos, pero otros no acaban de comprender, sobre todo, por el recorte de estacionamientos que está realizando el equipo de gobierno en la vía pública. Mientras tanto, el ejecutivo local cuenta los días para que finalicen los trabajos en un vial muy transitado, que está suponiendo más de un quebradero de cabeza.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats