30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis: El día cero de la nueva limpieza de Elche

El contrato más caro de la historia de Elche arranca mañana entre expectativas y recelos, como el reto de situar a la ciudad entre las más limpias de España, y con muchos problemas por resolver, como los vertidos incontrolados y el escaso reciclaje

Operarios de limpieza, en una calle de Arenales del Sol, en imagen de archivo. |

Operarios de limpieza, en una calle de Arenales del Sol, en imagen de archivo. | ANTONIO AMORÓS

A partir de mañana y para los próximos diez años Elche tendrá un nuevo servicio de limpieza y de recogida de basura. Arranca el contrato más alto de la historia de la ciudad, por valor de 327 millones de euros, con muchos retos y expectativas por delante, un puñado de problemas por resolver y también incógnitas por despejar. El Ayuntamiento y la UTE Elche (FCC-Urbaser) se han querido reservar para desvelar los detalles de cómo será el «día uno» del nuevo servicio en un acto oficial y previsiblemente con pompa que tendrá lugar mañana lunes.

Comienza así la cuenta atrás para una concesionaria formada por dos empresas, una de ellas la misma que se ha encargado de la higiene viaria desde 2000 con los mismos 400 trabajadores, lo que tiene sus ventajas, como conocerse al milímetro el municipio y todas sus necesidades, aunque también entraña sus inconvenientes, como han advertido los más críticos con la contrata: el recelo a que no haya un verdadero cambio, más allá de la renovación de toda la maquinaria y ampliación del servicio al estar dirigido por las mismas manos.

El primer gran desafío al que se enfrenta la UTE será poner a Elche en el plazo de dos años entre las ciudades más limpias de España. Una de las promesas más repetidas por el alcalde, Carlos González, desde el primer momento en el que su equipo de gobierno (PSOE y Compromís) empezara a diseñar su proyecto de limpieza y de recogida de basura hace ya cinco años. Éste será el primer reto (y también compromiso) para llegar a la meta de 2030, año en el que el Ayuntamiento quiere se el municipio se convierta en Capital Verde Europea. Algo que ha sido cuestionado por los ecologistas y otros colectivos por considerar que el servicio ya nace obsoleto.

Lo que ofrezca la nueva contrata tendrá mucho que ver en esto. El barrido los siete días de la semana, en lugar de cinco, como hasta ahora, será la primera mejora que verán los ilicitanos a partir de mañana, excepto en las zonas residenciales (Portalada, Travalón y Ciudad Jardín), con máquinas nuevas para asear las calles. A partir de este mes y de manera gradual los contenedores serán sustituidos. Se incorporarán 5.400 unidades, serán más ligeros y accesibles, de los que 400 serán para cartón y otros tantos para envases. Sin embargo, para notar la verdadera transformación de la limpieza, los ilicitanos tendrán que esperar meses, incluso años, porque el servicio se implementará de manera progresiva, lo que también hace dudar sobre cuándo se notará el cambio real. Los camiones para recoger la basura, los vehículos más obsoletos y que más problemas generan, tardarán en llegar y no entrarán en funcionamiento hasta principios de 2022, el tiempo que tardarán en ser suministrados. Serán sostenibles, de gas, eléctricos o híbridos e «inteligentes» como los contenedores (estarán controlados por GPS). También por fases y en un plazo de cinco años, se implementará otra de las grandes novedades: los 2.100 contenedores marrones, solo para depositar residuos orgánicos. El barrio de El Pla ha sido el escogido para estrenar este sistema, que después (sus fechas todavía no se han concretado) se extenderá por el entorno del aeropuerto, hospitales, centros comerciales y polígonos industriales.

Inconvenientes y dudas

Además de presentar la gran contrata, a partir de mañana el Ayuntamiento y la concesionaria tendrán que empezar a dar soluciones los problemas que se han generado en la ciudad relacionados con la suciedad. Uno de los más importantes, que ha reconocido el propio equipo de gobierno, y que afecta sobre todo al Camp d’Elx, es el de los vertidos incontrolados de poda, escombros y todo tipo de basuras. Para atajar estas malas prácticas, lo que ofrece la nueva contrata (sus fechas también están por desvelar) es la recogida puerta a puerta de la poda para elaborar abono orgánico, doce puntos de compostaje comunitario y puntos limpios de proximidad.

Sacar a la ciudad de la cola en el reciclaje de España es otro de los asuntos que tiene que resolver el nuevo servicio. Como ejemplo, los ilicitanos reciclaron el pasado año, 5.059 toneladas de papel y plástico, frente a las más de 85.000 toneladas de basuras que llegan sin separar a la planta de residuos. La Concejalía de Limpieza ha confiado al contrato el aumento del reciclaje y en consecuencia a que se entierre menos basura.

Y así, con luces y sombras llega por fin la renovación de uno de los servicios municipales que más preocupa a los ilicitanos y por el que más se pagará en la próxima década (el primer año costará 28,5 millones, cinco más que el actual). La incógnita todavía es cuál será la factura año a año, lo que dependerá de las mejoras que se incorporen, ya que no serán inmediatas. ¿Valdrá la pena tanto desembolso?

Nueva imagen con Santa María y el Palmeral bajo el lema «Elx Verda i Neta»

La basílica de Santa María, donde se celebra el Misteri y las palmeras forman parte de la nueva imagen corporativa de la limpieza de Elche que a partir de mañana se podrá ver en las calles de Elche en las máquinas de limpieza. Llevarán este rótulo con el lema «Elx Verda i Neta» y los colores azul y verde, muy identificables con la ciudad o con el mar que baña sus playas. El Ayuntamiento y la concesionaria UTE Elche han apostado por estos dibujos y con los dos patrimonios de la Humanidad. Este diseño sustituirá a los anteriores como el de «Elx mes net, amb tu» que todavía se puede ver por la ciudad y el popular «Elche siempre guapa» que estrenó en 2012. Está previsto que este lunes su presentación oficial tenga lugar en la Plaza de l’Algeps, (las Chimeneas) a media mañana a la que acudirán representantes del equipo de gobierno, de FCC-Urbaser y trabajadores.

Las máquinas de limpieza que se podrán ver desde mañana.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats