Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres de cada diez locales junto a la Glorieta de Elche cambian de dueño en una década

La mayoría de traspasos ha acabado diversificando el comercio, aunque es el sector de la moda el que más se ha visto afectado

Uno de los locales de la Corredora que se está reformando.  | ANTONIO AMORÓS

Uno de los locales de la Corredora que se está reformando. | ANTONIO AMORÓS

Cerca de tres de cada diez locales comerciales que se aprecian en la Corredora se ha traspasado de dos a tres ocasiones en la última década. Haciendo un repaso a los últimos años se evidencia que las actividades económicas han ido variando y la que más terreno ha perdido es la del sector de la moda.

Muchas de las cadenas textiles, la mayoría del grupo Inditex, decidieron abandonar progresivamente el centro de Elche para apostar por los centros comerciales cerrados, dejando vacíos que hoy están aún por llenar como el emblemático inmueble que acogió Zara durante años.

Se calcula que en los últimos años una veintena de establecimientos han ido bajando la persiana, junto a otros que sigue sufriendo el casco histórico, que se ha visto mermado en parte por la fuga de franquicias, un punto que atrae a jóvenes.

Prácticamente un 16% de los locales de la Corredora ha albergado de tres a más actividades económicas en la última década, mientras que aproximadamente un 9% han cambiado dos veces de propietario o sector, según la recopilación que ha hecho este diario.

Actualmente esta calle dispone de unos 60 establecimientos en activo mientras que se contabilizan al menos seis cerrados, de los cuáles la mayoría tienen el cartel de inmobiliarias para alquilarse. La cantidad de locales sin uso va fluctuando con el paso del tiempo aunque algunos han llegado a estar durante meses cerrados.

En cuanto a los que sí que funcionan, la actividad comercial actual es muy diversa sin que predomine un sector en concreto.

Un 15% de los negocios se dedican al sector de la moda, como tiendas de ropa, bolsos o zapaterías. Un 10% son establecimientos de alimentación como un herbolario, panaderías o heladerías. La restauración sobre todo se focaliza en la plaza de la Glorieta y el porcentaje podría subir en la calle peatonalizada, aunque todo dependerá de la regulación local.

En los últimos meses han abierto dos cafeterías y se ha anunciado la apertura de un restaurante de sushi. Precisamente ante esta demanda del sector de la restauración se está perfilando la normativa local que prohibiría las terrazas en los puntos más estrechos de esta vía para evitar que las mesas y sillas dificulten el tránsito de peatones. El debate sobre si deberían haber o no terrazas también creó un cisma dentro del equipo de gobierno, y hasta que no se exponga la ordenanza no se sabrá concretamente qué limitaciones impondrá.

En cuanto a otras actividades, cerca de un 12% de los locales son sedes de entidades bancarias. Esta calle de 350 metros lineales también tiene cuatro centros ópticos y dos centros auditivos. El resto de negocios apenas tiene competencia en la zona como una tienda de colchones, dentista o un comercio de tintes profesionales.

Precisamente por esta falta de competencia, los comerciantes consultados por este diario coinciden en que el centro ilicitano necesita fuerza comercial para que el visitante tenga lugares donde elegir y no se encuentre limitado.

Por otro lado están desapareciendo los establecimientos de toda la vida al carecer de relevo generacional en varias de ellas.

Alquiler de altura: 1.200 euros al mes por 30 metros

Invertir en el entorno de la Corredora no está al alcance de todos. Se trata de un pulmón comercial que tras la peatonalización podría revalorizarse. En estos momentos se pueden encontrar locales de 30 metros cuadrados por los que se pagarían 1.200 euros mensuales en régimen de alquiler. Los precios, sin embargo, varían dependiendo del tramo en el que se encuentren y los servicios de los que dispongan. Se pueden encontrar algunos locales de más de 130 metros (contando el sótano) entre 1.400 y 3.500 euros. Hay inmobiliarias que además llaman a comprar en la zona desde sus portales online después de peatonalizarse, y remarcan que es la mejor calle comercial para invertir.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats