Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Médico internista del Hospital Imed de Elche
Nora Thais Galipienso Goñi Médico internista del Hospital Imed de Elche.

Nora Thais Galipienso Goñi: «Cada vez que se relajan las restricciones o hay vacaciones lo afrontamos con recelo y miedo»

Ha vivido en sus propias carnes lo que supone pasar el covid. Estuvo y ha estado en primera línea para atender lo mejor posible a sus pacientes y al final pasó de médico a enferma. No obstante, ya recuperada, se muestra optimista y confía en que definitivamente volverán los abrazos.

La doctora Nora Galipienso Goñi, en una imagen reciente tomada en el Hospital IMED de Elche.

La doctora Nora Galipienso Goñi, en una imagen reciente tomada en el Hospital IMED de Elche.

¿Qué cuerpo tienen ustedes, los profesionales sanitarios, tras un año de lucha intensa contra la pandemia?

En general estamos, por un lado, agotados porque ha sido un año profesional y emocionalmente duro, pero, por otro, estamos muy esperanzados con la vacunación. Personalmente sigo sin gusto y sin olfato tras haber padecido una neumonía por coronavirus en febrero.

Lo que han vivido, lo que hemos sufrido... ¿da para plantearse muchas cosas: prioridades, el sentido de la vida, mayor empatía con los demás, volcarse aún más con los pacientes como médico…?

Desde luego. Hemos sufrido en primera línea auténticas desgracias personales y familiares, hemos llorado como nunca antes en nuestra profesión y nos hemos replanteado cosas como que lo verdaderamente importante es la salud y estar rodeado de la gente a la que quieres. Tendemos a pensar que las enfermedades les pasan a otros o a los que no se cuidan, pero la covid nos han enseñado que nos puede afectar a cualquiera de un manera u otra.

¿Qué cree que se sigue haciendo mal en España en estos momentos y qué cree que se está haciendo para luchar contra la pandemia?

Creo que se han hecho mal muchas cosas o que simplemente no se han hecho. No obstante, pienso que vamos por el buen camino: el de la vacunación y el de buscar un equilibrio con las restricciones según la evolución de la pandemia.

«Seguiremos luchando, pero en 2022 y 2023 creo que podremos recuperar el tiempo perdido con nuestra familia y amigos»

decoration

¿Temen ustedes que volvamos a relajarnos y afrontemos la proximidad del verano con picos de ingresados?

Cada vez que se acerca un periodo vacacional o se relajan las restricciones, lo afrontamos con recelo y, efectivamente, con miedo. Sin embargo, tenemos la suerte de que en Alicante el buen clima del verano nos permite hacer mucha vida al aire libre y con ello disminuir el riesgo de transmisión por aerosoles que supone el compartir espacios cerrados. Además, la inmunización de la población reducirá los ingresos y sobre todo los pacientes críticos con necesidad de UCI.

¿Para cuándo cree usted que dejaremos de llevar mascarilla?

Difícil responder a eso. En Israel, donde ya hay altas tasas de inmunización, les permiten no llevarla al aire libre pero la siguen llevando en interiores. Ojalá podamos vernos en esa situación en unos meses en nuestro país.

¿Y para cuándo cree usted que España de verdad alcanzará cotas de al menos un 70% de vacunados?

Creo que es una cuestión mas política que médica. Si por los sanitarios fuese, lo antes posible. Es cierto que cada vez disponemos de más vacunas y se están alcanzando buenos ritmos de vacunación.

¿Cómo es posible que casi nadie cuestione las vacunas que nos ponen de niños o las necesarias cuando vamos a viajar a países con enfermedades exóticas y, sin embargo, aquí se extienda un miedo por los posibles efectos secundarios de una determinada vacuna?

Entendemos que las vacunas son necesarias para prevenir enfermedades, pero la covid es una enfermedad muy reciente de la cual todos somos protagonistas. Cada día vamos descubriendo cosas nuevas y aún tenemos muchas preguntas sin respuesta. Por eso es tan importante que los políticos se apoyen en los científicos a la hora de tomar decisiones y no se caiga en malas interpretaciones o recomendaciones erróneas.

«Cada día vamos descubriendo cosas nuevas del covid y todavía tenemos muchas preguntas sin respuesta»

decoration

Este mismo debate, o rechazo o pavor hacia una vacuna, pasa en otros países avanzados...

Sí. Existen movimientos negacionistas en otros países, como por ejemplo en Alemania, a pesar de ser una de las sociedades que más invierte en investigación y con alto nivel sociocultural.

¿Esta pandemia ha provocado que mucha más gente se dé de alta en un seguro privado y, por tanto, prefiera acudir a la sanidad privada?

Desconozco las estadísticas, pero vemos a muchos pacientes nuevos, bien porque acaban de contratar un seguro o porque lo tenían y ahora han empezado a usarlo. También acuden muchos pacientes de pago personal, sobretodo gente mayor que necesita de un seguimiento de su pluripatología. No se trata de preferir una sanidad u otra, lo que necesitan los pacientes es una atención presencial, que les vean, los diagnostiquen y los traten sin demoras que puedan incurrir en riesgos. En nuestro hospital hemos mantenido la atención presencial durante toda la pandemia.

¿Qué le han transmitido estos últimos meses sus pacientes? ¿Qué les preocupaba?

Miedo. Miedo a contagiarse y miedo a las secuelas de aquellos que ya se habían infectado. Es importante estar alerta y hacer un seguimiento de los pacientes que ya han padecido la enfermedad, pues hay muchas complicaciones o secuelas que van apareciendo con el tiempo o que no conocemos aún.

¿Cómo ve el futuro de 2022 y 2023?

Seguiremos luchando, pero soy optimista, creo que podremos recuperar el tiempo perdido con nuestra familia y amigos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats