Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Combatir el hambre Antonio Ramón Guilabert Nuevo delegado de Cruz Roja en Elche

«Tenemos que finalizar con el estigma de las colas del hambre ofreciendo vales de alimentos»

El nuevo delegado de Cruz Roja en Elche, Antonio Ramón Guilabert, en las instalaciones de la entidad en la ciudad ilicitana. | ANTONIO AMORÓS

El nuevo delegado de Cruz Roja en Elche, Antonio Ramón Guilabert, en las instalaciones de la entidad en la ciudad ilicitana. | ANTONIO AMORÓS

¿Cómo se ha fraguado su nombramiento como delegado de Cruz Roja en Elche?

Tengo buena amistad con el presidente provincial, Francisco Galvañ, colaboré con él cuando yo dirigía Tele Crevillent y él la delegación de Cruz Roja en Crevillent. Nos concedieron la medalla de la entidad por un programa de televisión con el que conseguimos 30.000 euros para atender al tsunami de Indonesia. También colaboramos con el terremoto de Haití y, en los últimos tiempos, lo estábamos haciendo con el coronavirus y el comercio local.

Podrá aportar su experiencia del mundo de la empresa...

La gestión de Cruz Roja en Elche no es fácil porque hay que dirigir a un equipo de más de 200 personas, entre voluntarios y profesionales. El trabajo humanitario se hace de puertas hacia afuera, pero dentro hay que gestionar un equipo con objetivos y presupuestos. Me he dedicado toda mi vida a eso y ahora quiero que crezcamos en Cruz Roja. Mi trayectoria ha estado relacionada con el mundo profesional y, también, con la cultura, porque en Canal 9 dirigí un programa de danza y teatro y realicé muchos documentales históricos.

¿Cuáles son sus primeras propuestas para Cruz Roja?

Queremos crear una nueva línea de voluntarios con todoterrenos, que tengan su seguro de responsabilidad civil para estar cubiertos. La DANA en la Vega Baja nos demostró que hay una necesidad de contar con este tipo de vehículos, ya que, muchas veces, los policías no tienen estos recursos. Quiero que tengamos ideas y seamos creativos, me siento joven para emprender proyectos.

La crisis social y económica provocada por el coronavirus hace que la ayuda humanitaria sea más necesaria que nunca...

Hay que tender a que las personas que necesitan comida reciban un cheque para acudir a establecimientos comerciales con los que tenemos acuerdos. Necesitamos la colaboración de estos locales para eliminar las colas del hambre que tanto estigmatizan a quienes las forman. La primera urgencia es que no haya nadie pasando hambre en Elche. Es algo que nos ha desbordado y ha involucrado a gente que no esperaba nunca verse en esa situación.

También tienen un plan pionero referido a la prostitución...

Es un proyecto de nuestra Cruz Roja que es referente en España. Ha surgido en Elche y permite establecer una colaboración con prostitutas, a las que se les ofrecen elementos de protección, café en las noches más frías, asistencia a sus hijos, se trabaja contra las drogas y se buscan alternativas para que puedan ganarse la vida de otra manera. Es un colectivo que está en una situación marginal y muchas de ellas caen con frecuencia en las drogas.

En cuanto a instalaciones, ¿cuál es su situación en Elche?

Para nosotros es muy importante que la población sepa dónde están nuestras oficinas. Se nos han quedado pequeñas y estamos buscando locales de apoyo en las zonas más próximas a los problemas, oficinas auxiliares que puedan atender cualquier cuestión en Elche. En ellas trabajamos con personal especializado, como abogados que dominan los temas de extranjería, enfermeros o psicólogos.

Usted también ha formado parte durante una década del Consejo Social de la UMH. ¿Qué puede aportar la Universidad a la ayuda humanitaria?

Puede aportar mucho, es algo que queremos fomentar. Ya he mantenido una reunión con el presidente del Consejo Social, Joaquín Pérez Vázquez, y nos ha mostrado su apoyo. También quiero mantener un encuentro con el rector. Necesitamos voluntarios especializados en distintas carreras y gente que pueda hacer prácticas en los cursos de formación que ofrecemos.

¿Y el Ayuntamiento?

Con el Ayuntamiento también queremos potenciar la colaboración para acometer proyectos solidarios que necesitan su financiación. He tenido una toma de contacto con el alcalde y nos hemos emplazado a una nueva reunión. Ellos hacen cosas desde el punto de vista social que son prácticamente únicas en España.

Aportar la visión de la empresa al terreno solidario

Hasta hace unos meses Antonio Ramón Guilabert era director de Tele Crevillent y vicepresidente de la Asociación Española de Operadores de Telecomunicaciones. Ahora que se ha jubilado de su actividad profesional afronta un nuevo reto al frente de Cruz Roja en Elche. «Me he dedicado toda la vida a gestionar empresas y ahora tengo tiempo libre para gestionar una empresa humanitaria, en la que voy a poder volcar toda la experiencia de mi trayectoria profesional», asegura el propio Guilabert antes de ponerse al frente de la delegación ilicitana.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats