Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pasión por la sostenibilidad

El Ramón Llull participa en talleres para que los alumnos conozcan la transición energética

Uno de los talleres que se están realizando en el colegio Ramón Llull de Elche para que los alumnos conozcan las claves de la transición energética y su tecnología. | INFORMACIÓN

Uno de los talleres que se están realizando en el colegio Ramón Llull de Elche para que los alumnos conozcan las claves de la transición energética y su tecnología. | INFORMACIÓN

Despertar la vocación por la tecnología entre los estudiantes de Primaria y conocer las claves de la transición energética son dos de los principales objetivos que persiguen los talleres en los que está participando el colegio Ramón Llull de Elche, una iniciativa puesta en marcha por la Fundación Naturgy en la que están participando cerca de 1.300 alumnos de toda la Comunidad Valenciana. Bautizada con el nombre de Efigy Education, esta iniciativa consiste en un programa formativo en el que, al margen de incentivar la vocación tecnológica y dar a conocer los secretos de la transición energética, se abordan otras cuestiones, como la importancia de la economía circular.

Tras la realización de los talleres, el programa pretende dar continuidad al aprendizaje durante los próximos cursos con contenidos vinculados a las disciplinas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) que tanto se impulsan desde la Conselleria de Innovación y Universidades que dirige la ilicitana Carolina Pascual. Los escolares del Ramón Llull tienen a su alcance conocimientos actualizados sobre nuevas tecnologías, eficiencia energética y desarrollo medioambiental sostenible.

Valoración del profesorado

La iniciativa ha sido muy bien acogida por parte de los docentes del colegio ilicitano, como confirma una de sus tutoras, Mireia Murgui. «Tratamos cuestiones como las energías renovables y limpias que tenemos a nuestro alcance y la importancia del reciclaje. En los talleres se utilizan ejemplos prácticos y los alumnos pueden hacer uso de material fácil de manipular que les enseña mucho. Nos gusta la iniciativa porque complementa nuestro contenido curricular y va más allá de los libros», explica la profesora.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats