Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Audiencia tarda 11 años en juzgar una pelea por ruidos en Elche

Los dos dueños de una heladería y un vecino se agredieron tras una discusión el 5 de agosto de 2010

Ciudad de la Justicia de Elche, en una imagen de archivo. | ANTONIO AMORÓS

Ciudad de la Justicia de Elche, en una imagen de archivo. | ANTONIO AMORÓS M.ALARCÓN

Si querían justicia, han tardado en encontrarla. Una pelea entre un vecinos y los dos dueños de un negocio de helados, ocurrida hace ya once años en Elche, se va a juzgar la semana próxima ante la sección VII de la Audiencia, según informó ayer el gabinete de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

La discusión que acabó en pelea se produjo por el ruido del establecimiento, según relata el Ministerio Fiscal en su escrito de calificación provisional. Los hechos sucedieron el 5 de agosto de 2010 cuando, sobre las doce de la noche, la víctima llamó a la Policía por las molestias que le causaba el establecimiento, se explica en la denuncia. Los agentes se personaron en la heladería y ordenaron el cese de la actividad.

«Tras estos hechos –dice el acusador público– se inició una discusión entre los dos acusados, gerentes del negocio, y el vecino, que comenzó como un cruce de palabras y acabó a golpes».

A consecuencia de ello, el vecino perdió cuatro dientes y uno de los empresarios, de 65 años, sufrió heridas de las que tardó 20 días en curar.

La Fiscalía pide un pena de cuatro años de prisión para los dueños de la heladería por un delito de lesiones, mientras que para el vecino solicita una multa de 720 euros por dos faltas de lesiones. Al cabo de once años lo más probable es que hayan vuelto a encontrarse en la calle desde aquellos hechos que esta semana próxima tendrán que rememorar en sede judicial. Los intentos del Ministerio Público de que las partes llegaran a un acuerdo han sido infructuosos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats