Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diez días para un milagro

El día 30 finaliza el plazo dado por el Ayuntamiento a la empresa Gaia Lab para la puesta en marcha del Instituto Tecnológico de la Palmera y desde el bipartito se da por hecho que se tendrá que ejecutar la resolución del contrato

Entrada a la instalaciones del Instituto Tecnológico de la Palmera, un proyecto que ha supuesto un fiasco tras cuatro años. | ANTONIO AMORÓS

Entrada a la instalaciones del Instituto Tecnológico de la Palmera, un proyecto que ha supuesto un fiasco tras cuatro años. | ANTONIO AMORÓS

En un par de semanas el gobierno municipal emitirá un requerimiento definitivo a la empresa Gaia Lab para que responda sobre la actividad que ha realizado en la puesta en marcha el Instituto Tecnológico de la Palmera, ya que el ultimátum dado por el Ayuntamiento a la mercantil ante sus reiterados incumplimientos finaliza el 30 de junio. En base a la respuesta que ofrezca la compañía, en julio se procederá a iniciar el procedimiento de resolución. «A todas luces parece que esto es lo que va a pasar porque, a tenor de las noticias que tenemos, no se ha iniciado ninguna actividad en el instituto», anuncia el concejal del Palmeral y portavoz municipal, Héctor Díez.

Desde el bipartito consideran que el plazo que se ha dado a a Gaia Lab para la puesta en marcha del Instituto de la Palmera es más que suficiente, ya que la empresa obtuvo la concesión en el año 2017. «Desde que soy el edil responsable del contrato, en junio de 2019, y pese a que ha estado la pandemia de por medio, hemos dado todos los plazos posibles, hemos ofrecido máxima voluntad, nos hemos reunido con la mercantil y hemos hecho videoconferencias con los propietarios en Londres», añade Díez.

Ante este escenario, desde el equipo de gobierno se sostiene que tendría que ocurrir un milagro a lo largo de los próximos diez días para que no se inicien los trámites para resolver el contrato. «La última vez que visité las instalaciones, a principios de mayo, comprobé que la situación era idéntica a la de los meses anteriores», asegura el concejal, que ve prácticamente imposible que Gaia Lab acometa en un plazo de diez días los trabajos que no ha realizado durante cuatro años.

Una de las estancias del centro dedicado a la investigación de los ejemplares del Palmeral. | MATÍAS SEGARRA

Argumentos jurídicos

Frente a los incumplimientos de la empresa, desde el bipartito se han dotado de los medios necesarios para la resolución del contrato. Con los requerimientos a la mercantil se ha generado un acto administrativo que dé pie a tener los argumentos jurídicos que permitan romper el vínculo. «No nos podemos basar solo en la percepción que tenemos todos, nos hemos dotado de hechos objetivos. La compañía está avisada y les hemos dado un plazo extra de sobra, pero no ha salido bien. La realidad es la que es y lo que hay que hacer es resolver el contrato», manifiesta el portavoz municipal sobre una cuestión tan espinosa.

El bipartito lleva meses trabajando en alternativas a este proyecto ante un final más que previsible y ya ha tocado a las puertas del Consell y la Universidad Miguel Hernández de Elche para explorar nuevas vías de manera conjunta, con el objetivo de que Elche cuente con un instituto de referencia en la investigación sobre la palmera. Antes de buscar alternativas, el equipo de gobierno había solicitado a la concesionaria un cronograma en el que se establecieran los pasos que se iban dando mes a mes con el objetivo de que el centro tecnológico estuviera en funcionamiento el 30 de junio, plazo máximo que se había concedido a la mercantil.

Cuando se cumplieron los tres primeros meses de este tiempo extra, la comisión técnica encargada del seguimiento emitió un requerimiento para que la empresa pusiera por escrito los pasos que había dado en la planificación que ella misma había trazado previamente. La desagradable sorpresa que se encontró la comisión fue que no se había cumplido con nada de lo previsto para los pasados meses de noviembre, diciembre, enero y mediados de febrero. Este hecho fue calificado por los integrantes del equipo de gobierno ilicitano como «decepcionante y preocupante».

Oposición

Desde el bloque de la oposición se ha criticado fuertemente al bipartito por el fracaso que ha supuesto la puesta en marcha del Instituto de la Palmera. En este punto, desde las filas socialistas recuerdan que fue el propio PP el que, hace nueve años, durante su único mandato en Elche, finiquitó la Estación Phoenix dedicada a la investigación de la palmera, algo que se ha querido recuperar con el nuevo centro tecnológico. «Tienen memoria selectiva y practican el contorsionismo político», concluye Díez al respecto.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats