Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hasta arriba de matorrales y mosquitos en La Marina

Vecinos de La Marina piden al Ayuntamiento que elimine la maleza de un concurrido parque

Matorrales frente a
la urbanización
 de El Pinet. matías segarra

Matorrales frente a la urbanización de El Pinet. matías segarra

En La Marina se han llegado a referir a este parque como «el de los mosquitos», un lugar donde la maleza se ha multiplicado con las lluvias, frente a la urbanización de El Pinet y las salinas, lo que ha vuelto a desatar las quejas de vecinos que en las últimas semanas se han desplazado hasta sus segundas residencias con la llegada del verano.

El entorno, situado entre las calles Dinamarca y Austria, acumula matorrales que en algunos casos sobrepasa el medio metro de altura, lo que ha indignado a residentes y deportistas que acuden a este paraje desde otros puntos de la pedanía. «Se me perdió hasta mi perro entre tanta mata», critica un residente de las urbanizaciones próximas.

La acumulación de esas «malas hierbas» ha propiciado la proliferación de mosquitos en un enclave, que además, está situado en una zona muy propensa a estos insectos por la cercanía del humedal. «Nos comen», lamenta uno de los perjudicados. Y por eso, los vecinos, al igual que ya hicieron el pasado verano, han reivindicado al Ayuntamiento que adecente cuanto antes la zona. «Pagamos nuestros impuestos como cualquier otro vecino de La Marina y de Elche y no tenemos servicios, ni un solo juego en el parque para los niños», comenta otro vecino. El año pasado el Ayuntamiento recepcionó una parte de esta urbanización, pero no toda. No obstante, desde la asociación vecinal insisten en que este parque es público.

Desde el equipo de gobierno, el concejal de Pedanías, Vicente Alberola, aseguró a este diario que daría «urgentemente traslado a los departamentos correspondientes para dar solución a las quejas».

Sin embargo, no es ésta la única preocupación que tienen los residentes de La Marina, que ven como llega otro verano y sigue sin resolverse. El cruce entre la calle Irlanda y la calle Noruega, próximos a este parque, vuelve a ser un quebradero de cabeza para aquellos que van hasta la playa a pie. Los residentes exigen un paso de cebra en este punto, al igual que ya lo solicitaran el pasado verano por escrito al Ayuntamiento.

La zona se encuentra próxima a la parcela donde antiguamente estaba abierto el camping de La Marina, y los vecinos lamentan que cada vez que quieren ir hasta el litoral andando se exponen a que les atropelle un coche.

Si bien es cierto, que en la calle Irlanda recientemente el Ayuntamiento ha habilitado un paso estrecho para que los peatones puedan transitar seguros, pero solo en un tramo de la vía.

El estado del parque próximo a las salinas. matías segarra

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats