Elche alcanza este lunes el pico de la ola de calor subsahariano que afecta a la mayor parte de la Península Ibérica desde el sábado y registra 43.2 grados de máxima, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). A mediodía la temperatura era de 39 grados.

En otras ciudades de la comarca como Orihuela la temperatura ha alcanzado los 43.2 grados de máxima, las más altas de toda la Comunidad Valenciana. En Novelda 42.3 según Aemet, en Alcoy 38.9, y en Pinoso 38.2. En el aeropuerto de Alicante-Elche 36.9, y en Alicante ciudad 35 grados. El director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, Jorge Olcina, define este episodio como una "pulsación de calor intenso".

Temperaturas según el twitter de la Agencia Estatal de Meteorología, de hoy lunes

Temperaturas según el twitter de la Agencia Estatal de Meteorología, de hoy lunes

Puede ser una noche difícil para conciliar el sueño. Los ilicitanos menos afortunados que aún no estén de vacaciones y tengan que madrugar mañana se enfrentan a una noche en la que el termómetro no bajará de los 30 grados hasta la 1 de la mañana.

Se espera que la mínima, a altas horas de la madrugada, esté en torno a los 23 grados, tres por encima de lo que los expertos consideran una temperatura óptima para poder dormir.

Esta ola de calor preocupa especialmente tras la subida de la luz decretada por el consejo de ministros el pasado mes de junio, que se estima que batirá un récord histórico en su precio estos días. A las 18:00 de la tarde cuando el consumo de electricidad es más alto, la temperatura en la calle será de 38 grados.

El gasto de luz en un aparato estándar de aire acondicionado, dependiendo del modelo y de su potencia, estaría en torno a 50 céntimos por hora en los llamados 'tramos de hora punta', entre las 18:00 y las 22:00 horas.

Sanidad recomienda evitar exponerse al sol en las horas centrales del día, sobre todo en el caso de niños y ancianos y ha activado el protocolo de riesgo extremo por posibles golpes de calor.

Otros consejos importantes de la Consellería para paliar los efectos del calor extremo son: una hidratación adecuada (entre 2 y 2,5 litros de agua por persona en adultos de entre 20 y 70 años), una correcta ventilación de la vivienda y sobre todo del vehículo, el uso de cremas de protección solar para aquellos que por cualquier motivo deban realizar alguna actividad al aire libre o vigilar la alimentación con productos frescos que contribuyan a una correcta hidratación.

Se espera que mañana vuelvan a bajar las temperaturas hasta situarse en cifras normales de verano.