Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche empieza a coger ritmo con los puntos de recarga públicos para coches eléctricos

Coche eléctrico Pilar Cortés

El Ayuntamiento de Elche va a instalar cuatro puntos de carga para vehículos eléctricos, dos de ellos en zonas industriales. Estarán ubicados en la calle Almansa del polígono de Carrús, en la calle Eugeni d’Ors cerca del Centro de Congresos, en la calle Juan de la Cierva del Parque Empresarial de Torrellano y en la calle Pere Joan Perpinyà, localizada en el Sector V del barrio de El Pla. 

Cada una de estas estaciones contará con dos surtidores, de forma que en total podrán suministrar energía a un total de ocho vehículos eléctricos. Serán puntos de pago semirrápidos de 44 kilowatios que permitirán cargarlos al 100% en 40 minutos, dándoles una autonomía de 100 kilómetros. Se estima que el consumo anual total de las estaciones sea de 9,79 toneladas de petróleo, permitiendo así un ahorro de 38,92 toneladas de crudo al año.  

“Sin duda es un respiro en un momento crítico para el medio ambiente debido, entre otros factores, a la generación de CO2 por parte de los vehículos de combustión”, señala el edil Felip Sànchez, quien añade que “esta es una apuesta del Ayuntamiento por una movilidad más ecológica que ayude a luchar contra el cambio climático en un momento en el que se necesitan nuevas propuestas para poder hacer esta transición hacia una realidad más sostenible”. 

La instalación costará 45.509 euros, presupuesto cuyo 80% estará financiado por el IVACE de la Conselleria de Hacienda. Este organismo aportará 30.088 euros para refrendar así la apuesta autonómica por la protección del medio ambiente, materializada a través de la actividad de los ayuntamientos de la comunidad. Los puntos de carga estarán instalados a finales de noviembre de 2021. 

Estos cuatro surtidores se suman así a la puesta en funcionamiento de la electrolinera de la estación de autobuses y en donde se pueden recargar cuatro vehículos a la vez, todo ello en una ciudad en la que el 80% de sus emisiones contaminantes están causadas por el parque automovilístico privado, tal y como apunta la concejala de Movilidad Urbana Esther Díez. La concejala también señala que “estos puntos de carga, además de mejorar la calidad del aire y por extensión de la vida de la ciudad, darán oferta a todos los ilicitanos e ilicitanas que usen vehículos eléctricos y atraerán a usuarios de fuera del municipio”. 

La edil, por último, ha señalado que todas estas estaciones de carga se suman a una estrategia de crecimiento sostenible que, de cara al futuro, estará basada en impulsar el transporte público y alternativo. 

  

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats