Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hospital General reduce en un 66% las infecciones en las operaciones quirúrgicas

El centro ilicitano fue pionero en España al implantar un programa especializado que ahora ofrece sus mejores resultados y es referencia

Una intervención quirúrgica en el Hospital General de Elche

El Programa de Prevención de Infecciones Quirúrgicas, llamado Infección Quirúrgica Zero (IQZ), sigue superando cada año las expectativas que se habían marcado en el Hospital General Universitario de Elche.

Este programa fue introducido por la Sección de Medicina Preventiva en 2013 de forma pionera a nivel nacional y se ha convertido en una referencia para otros centros. Según los datos facilitados por el coordinador nacional, el doctor Juan Francisco Navarro, jefe de Sección de Medicina Preventiva del hospital ilicitano, ha superado la efectividad ya observada en años anteriores, logrando prevenir en 2019 un 66’4% de las infecciones quirúrgicas entre las diferentes intervenciones que se han realizado en Traumatología, Cirugía General y Obstetricia y Ginecología (se han prevenido dos de cada tres infecciones).

Este año, los mejores resultados han correspondido a intervenciones como prótesis de rodilla (100% prevenidas), osteosíntesis (79,4%), histerectomía abdominal (76,2%), cirugía de recto (54,4%) y cirugía de colon (52,5%).

Entorno sanitario

Se trata de unos datos de gran relevancia, si se tiene en cuenta que las infecciones quirúrgicas representan todo un reto para la seguridad del paciente, en un entorno sanitario en el que cada vez se intervienen más personas y más graves en los países desarrollados.

Las infecciones de localización quirúrgica son, junto a las neumonías y las bacteriemias, una de las infecciones asociadas a la asistencia sanitaria más graves que se producen en los hospitales.

Se producen entre el 5 y el 8% de los pacientes operados y tienen unos costes directos extra muy elevados, que en promedio llegan a los 10.000 euros por paciente infectado, pero que superan los 25.000 euros en prótesis de cadera o rodilla. Producen además una proporción elevada de mortalidad, secuelas, reingresos, reintervenciones y prolongación de las estancias en el hospital.

El IQZ es un exigente programa nacional de prevención de las infecciones de localización quirúrgica, con implantación en más de 70 hospitales de toda España, que persigue una drástica reducción de estas infecciones, a niveles incluso de cero, por medio de la aplicación de un bundle o paquete de medidas preventivas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats