Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consorcio de Residuos reduce la tasa municipal por tercer semestre consecutivo

La medida de la Diputación se traduce en un importante ahorro económico para los ayuntamientos del Baix Vinalopó y sus ciudadanos

Tratamientos de residuos en una planta de basuras, en una imagen de archivo.

Tratamientos de residuos en una planta de basuras, en una imagen de archivo.

El Consorcio para la Gestión de Residuos Urbanos del Baix Vinalopó, presidido y gestionado por la Diputación de Alicante, ha cerrado el primer semestre de 2021 con una bonificación de 370.716 euros, lo que se traduce en un importante ahorro para los diez ayuntamientos que integran esta entidad y, por tanto, para los ciudadanos.

«Este montante económico permitirá reducir en 5,11 euros el precio que abonan los municipios por tonelada de residuos tratada», ha explicado el diputado de Medio Ambiente y presidente de este ente, Miguel Ángel Sánchez, quien ha señalado que, gracias a estas bonificaciones, «fruto del buen trabajo técnico y administrativo que estamos llevando a cabo», el Consorcio del Baix Vinalopó se consolida «como el que tiene los precios más reducidos de toda la Comunidad Valenciana».

De esta forma, la cantidad bonificada por el ente desde enero del pasado año 2020, cuando empezó a aplicarse esta forma de gestión, asciende a 1,2 millones de euros. Especialmente relevantes son los importes bonificados a los municipios de Elche, con 800.159 euros, Santa Pola, con 153.802 euros, y Crevillent, con 107.933 euros.

Aspe, Algueña, Hondón de los Frailes, Hondón de las Nieves, Monforte del Cid, Novelda y La Romana son el resto de localidades que conforman este Consorcio y que llevan meses beneficiándose de las bonificaciones generadas. Estos ingresos permiten, entre otros beneficios, rebajar el canon que los ciudadanos pagan por la gestión de sus residuos, «aliviando así la carga fiscal que tienen que soportar», ha manifestado el diputado.

Finalmente, Sánchez ha explicado que esta forma de gestión «no solo favorece la contención de los precios, sino que además mejora las prestaciones técnicas, lo que se traduce en un descenso de la cantidad de residuos que se envía al vertedero, que desde 2019 se ha reducido en 30 puntos, pasando del 76% al 46% actual». «Asimismo, produce beneficios medioambientales y permite aumentar la vida útil de la planta de tratamiento», ha añadido.

La Junta del Consorcio ha informado de las mejoras que el ente tiene previsto desarrollar en la planta. Estas actuaciones, que contarán con una inversión de 2,3 millones, incluyen la reposición de la estructura y cubierta de la nave de fermentación y el suministro de equipos para la planta CSR y de separadores de metales.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats