Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinions des d’Elx

Por una movilidad urbana más sostenible

El tranvía mejoraría la accesibilidad a Elche Parque Empresarial, a donde se realizan miles de viajes en coche a diario

Afinales del pasado mes de julio, el conseller de Infraestructuras de la Generalitat Valenciana, Arcadi España, anunció una inversión de 165 millones de euros, a ejecutar entre 2022 y 2028, para ampliar las líneas del TRAM, el tranvía de Alicante, como bien publicó INFORMACIÓN.

Hay que felicitar a Alicante por esta inversión, que va a suponer una importante inyección para aumentar y mejorar la movilidad urbana e interurbana de un medio de transporte tan sostenible y aceptado socialmente como es el actual TRAM. Los datos de uso ratifican el éxito de su implantación. En 2019, antes de la pandemia, más de 12.000.000 de pasajeros lo utilizaron en el total de sus líneas.

Comprobar estos números en Alicante, y en el resto de ciudades españolas donde se ha implantado el tranvía en los últimos años, da envidia. Granada, ciudad con una población similar a la de Elx, inauguró su tranvía en 2017 y, en 2019, transportó 11.700.000 pasajeros, un 15% más que en 2018.

Es un sistema de transporte sostenible y que facilita una mejor movilidad en ciudad y su entorno, contribuyendo a reducir el uso del vehículo privado y la emisión de gases de efecto invernadero y su impacto urbano.

La preocupación por el medio ambiente está creciendo en los últimos años ante la gravedad de la situación. Basta leer el último informe de la ONU sobre el tema. Desde hace años se constata la necesidad, desde todos los ámbitos, de actuar contra los efectos negativos que produce el cambio climático. Y ahí los Ayuntamientos tienen mucho por hacer y por exigir a otras Administraciones para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

Es difícil de admitir que un Ayuntamiento como el de Elx, tercera ciudad del País Valencià, preste tan poca atención a implicar a la Generalitat en la implantación de un servicio de tranvía en nuestro municipio y coordinarlo con el TRAM de Alicante. La movilidad urbana interna mejoraría de forma ostensible y más si pensamos en los miles de viajes diarios, y en coches con sólo un pasajero, que se dirigen a los polígonos industriales de Torrellano, Carrús, etc. Estamos en una comarca ideal para un servicio moderno de transporte que ponga a Elx, en estos temas, al nivel de gran ciudad que debe tener si no queremos seguir siendo sólo un pueblo grande.

La legislación futura que se anuncia, los planeamientos supramunicipales, incluso las pomposas declaraciones de querer ser Capital Verde Europea 2030 obligan a imprimir otro ritmo a los temas de movilidad, especialmente cuando se trata de una inversión para la que hay que buscar los fondos autonómicos, estatales y europeos que hay para implantar nuevos sistemas de transporte urbano más sostenible. Es llamativa la ausencia de exigencia contundente a la Generalitat para que atienda una reivindicación que buena parte de la sociedad ilicitana viene pidiendo hace tiempo. Se acercan elecciones. Es buen momento para reclamar lo que nos hace falta. Pero para que se haga. La lista de promesas incumplidas de Ximo Puig con Elx es impresionante. Hay que exigir que cumpla. Y denunciar su dejadez cuando no lo haga. Elx no se merece más ninguneo, ya tuvimos bastante con los 20 años del PP en el Consell.

Y, mientras tanto, hay que continuar pacificando el tráfico interno de la ciudad y recuperando espacio para la ciudadanía, aunque habría que intensificar el proceso. El proyecto de mejora en la calle Olegario Domarco Seller, en Carrús, transformando la calle en un espacio más verde y de prioridad peatonal es interesante y necesario. La zona, actualmente masificada, se transformará en un entorno más agradable para el disfrute del vecindario. Aprovéchese la actuación, como en otras ocasiones, para sustituir su denominación actual por una que no prime a una parte sobre otra de nuestra historia y, a ser posible, que reivindique a una mujer, tan escasas en nuestro callejero.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats