Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oferta social

Un respiro diferente durante el verano

El taller para personas con diversidad se clausura en el Francesc Cantó y se posiciona como una alternativa de ocio para 60 usuarios y sus familias

Una divertida imagen del acto que sirvió como clausura a las actividades

Una divertida imagen del acto que sirvió como clausura a las actividades ANTONIO AMORÓS

Echaron el cierre con una fiesta divertida que consolida una actividad municipal cada vez más necesaria. La Concejalía de Derechos Sociales y Políticas Inclusivas ha ofrecido una vez más a cerca de sesenta personas con diversidad una alternativa al ocio en verano y a sus familias la posibilidad de conciliar.

Nadie sabía quién llevaba la falda tutú más colorida o divertida o la peluca más desenfadada, pero el objetivo era ayer hacer una despedida a la altura de las circunstancias, durante la cual las risas, sonrisas y carcajadas fueran un excelente colofón a una actividad organizada por la Concejalía de Derechos Sociales que pretende, durante los meses de verano y por quincenas, prolongar el servicio de Respiro Familiar a las personas con diversidad pero también dar un tiempo de asueto a sus padres y hermanos, principalmente.

Cerca de sesenta usuarios, según los datos facilitados ayer por el Ayuntamiento ilicitano, han acudido este estío a unas actividades que se clausuraron ayer en las instalaciones del colegio público Francesc Cantó con la presencia de la concejala de Educación, María José Martínez, quien ejercía como alcaldesa en funciones. La edil destacó en el acto la importancia de esta iniciativa que pretende dar una alternativa de ocio a las personas con diversidad funcional y la posibilidad de conciliar a sus familias, que es el segundo objetivo.

Las actividades se han desarrollado en Arenales del Sol con el baño, deporte y arte como «asignaturas»

decoration

«Ha sido un placer asistir ha esta gran fiesta con la que se pone fin al servicio de respiro y conciliación», explicó Martínez, quien recordó que el servicio se ha desarrollado durante todo el verano en la playa de Arenales del Sol, aunque la clausura fuese ayer en la ciudad de Elche. El arenal ilicitano ha ofrecido tanto a monitores como a alumnos un abanico de posibilidades de ocio mucho mayor y alejado de los rigores del caluroso verano que se vive en el casco urbano.

La responsable de educación municipal también puso en valor este servicio que ofrece el Ayuntamiento de Elche a través de la Concejalía de Derechos Sociales y Políticas Inclusivas.

Julio y agosto

«Como hemos podido comprobar hoy (por ayer) estas personas saben disfrutar como nadie de este servicio que está atendido por excelentes profesionales que han organizado durante los meses de julio y agosto todo tipo de actividades deportivas, de baño y artísticas». De hecho, prácticamente ningún alumno ha faltado a los actos.

Por su parte, Juan Carlos Castellanos, cordinador del servicio, explicó que el curso se ha dividido en cuatro quincenas y contaba con entre 15 y 20 usuarios cada una de ellas. «Se han realizado todo tipo de actividades, sobre todo relacionadas con la playa y el baño, cumpliendo con todas las medidas de seguridad».

Castellanos añadido que, «nuestro principal objetivo es ofrecer a este colectivo una alternativa de ocio, una oportunidad para que puedan llevar a cabo actividades que no podrían realizar en la ciudad».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats