Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Elche ayuda a más de 4.100 familias a pagar la luz, el agua y el gas en el último año

El equipo de gobierno defiende su «escudo social» tras rechazar la moción del PP de habilitar un millón de euros para paliar la subida del recibo eléctrico

Una persona pidiendo ayuda en el centro de Elche este verano. |

Una persona pidiendo ayuda en el centro de Elche este verano. | ANTONIO AMORÓS

La crisis derivada de la pandemia unida a la subida histórica del precio de la luz han propiciado en Elche que cada vez sean más las personas que acuden a Servicios Sociales para pedir ayudas para pagar facturas. Solo en el último año (de septiembre de 2020 a agosto de este año), el Ayuntamiento asegura haber dado fondos, por valor de 582.000 euros, a 4.151 familias para hacer frente al recibo de la electricidad, el del agua o el gas. Para abonar no solo suministros, sino también la hipoteca, el alquiler o la comida, la Concejalía ha empleado ya más de 2,5 millones que han llegado a 7.000 familias.

Otra prueba de que las demandas de auxilio se han disparado es que de 2019 a 2020, la administración local ha duplicado las ayudas de emergencia aprobadas (de 9.969 a 17.358).

El equipo de gobierno, a través del concejal de Servicios Sociales, Mariano Valera, quiso justificar este martes con estadísticas el «escudo social» que ha puesto en marcha para ayudar a los vecinos en situación de vulnerabilidad, todo ello después de rechazar hace escasos días en un pleno extraordinario la propuesta del PP de habilitar un millón de euros para paliar a las familias y los autónomos la desorbitada subida de la factura eléctrica.

«No vamos a permitir que le corten la luz a nadie», aseguró Valera, quien garantizó que seguirán trabajando para respaldar a quienes más lo necesitan.

De momento, según el concejal, la pretensión municipal es destinar en los presupuestos del próximo año 3,3 millones de euros para las ayudas de emergencia, la misma cifra con la que han contado este ejercicio después de decidir subirla el año anterior para dar amparo a los ilicitanos en los peores meses de la pandemia.

Y es que con la crisis económica y social que ha ocasionado el covid, desde Servicios Sociales reconocen haber detectado cómo ha cambiado el perfil de gente que ve obligado a tocar su puerta.

Ahora, según Valera, han visto cómo cada vez más recurren a la administración pública personas mayores que viven solas, vecinos que han visto mermados sus ingresos económicos como consecuencia del aumento del paro, familias en situación de duelo que han perdido a sus seres queridos con la pandemia y por lo tanto una fuente de ingresos y víctimas de violencia de género.

Cuatro cuotas

En cuanto a las ayudas para pagar la luz o cualquier otro suministro de las viviendas, el departamento de Servicios Sociales puede abonar hasta 150 euros mensuales cuatro veces al año, una vez que los técnicos estudian caso por caso.

Según el concejal del área, estos importes pueden aumentar si es necesario cubrir los gastos del alta o cualquier otro contratiempo que esté justificado.

Las ayudas de emergencia son el primer recurso de los servicios públicos al que pueden acudir los ilicitanos. Forma parte de la atención primaria básica. Y este martes, el ejecutivo local quiso poner en valor la gestión municipal para «no dejar a nadie atrás».

«Este equipo de gobierno está preocupado por la pandemia y por la subida del recibo de la luz y siempre ha velado por tener un escudo social fuerte», defendió Mariano Valera.

El edil socialista aprovechó, además, para destacar algunas de las medidas que ha adoptado el Gobierno central y los mayoristas como la reducción del IVA, el bono mensual para un millón de familias o la prohibición del corte del suministro para justificar que están trabajando tanto a nivel local como nacional para paliar los continuos récords que está batiendo el precio de la luz.

A la espera de más refuerzos en Servicios Sociales

El departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Elche está a la espera de que este año pueda contar con un refuerzo clave en su plantilla para agilizar la atención a las familias más vulnerables en un momento en el que la carga de trabajo se ha disparado. La previsión del equipo de gobierno es que esta Concejalía, la segunda más grande de toda la administración local por volumen de trabajadores (la primera es la de la Policía Local) pueda aumentar en un 20% el personal. Para ello, el Ayuntamiento tirará de la bolsa de empleo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats