Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinions des d’Elx

Un plan de movilidad para Alicante y rácano con Elx

Uno de los carriles bici de Elche.

La semana pasada, el conseller de Política Territorial, Arcadi España, presentó el denominado PMOME (Plan de Movilidad Metropolitana Alicante-Elx) que contempla una serie de actuaciones, a financiar fundamentalmente por la Generalitat, por un importe de 316 millones de euros y con unos plazos de ejecución de entre 5 y 10 años.

Aquí podríamos recordar la frase: «Cuán largo me lo fiais, amigo Sancho», que dijo Don Quijote en determinada ocasión. Es un plazo largo, con varias elecciones por en medio y con una realidad presupuestaria que, hasta ahora, no invita a la fiabilidad de estas promesas. Y no será porque el motivo no es interesante, que lo es y, además, cada vez más necesario. Apostar por una movilidad más sostenible entre ciudades, y dentro de ellas, es urgente si no queremos agravar el preocupante cambio climático.

Decir que este Plan inició su tramitación en julio de 2017 y aún no ha acabado. Llama la atención que, en este tipo de planeamientos supramunicipales, la lentitud administrativa es su característica principal. Se supone que, por algún sitio, estará el Plan de Acción Territorial del área funcional Alicante-Elx, que inició su tramitación en 2016 y del que pocas noticias ha habido en los 5 años que, de momento lleva, o se supone que lleva, tramitándose. En este país, el planeamiento territorial para prever un crecimiento racional y sostenible no urge nunca. Se prefiere actuar a la carta o con modificaciones puntuales. Es más fácil.

El ahora anunciado PMOME también padece otro defecto habitual en nuestra zona: Pretende reforzar la idea de un área metropolitana entre Alicante y Elx, también en el tema de la movilidad, como expresamente así lo declara, sin tener suficientemente en cuenta la que se genera entre Elx y la Vega Baja e, incluso, con Aspe y el valle del Vinalopó.

El Plan describe una realidad muy preocupante en la zona: La masiva utilización del vehículo privado en los desplazamientos (58%) mientras que sólo un 10% usa medios públicos. La apuesta histórica por el coche tiene estas consecuencias, y otras que el cambio climático está evidenciando.

La Consellería, ante ello, pretende cambiar esta realidad, según declara. Aunque la falta de plazos concretos y de compromisos presupuestarios plantea dudas para su realización. Hay anuncios sobre reforzar carriles bici, intercambiadores, puntos eléctricos, billetes únicos, etc. Y, también, sobre lo que parece la gran novedad: Autobuses rápidos y de alta capacidad que puedan mejorar la movilidad en la zona. Es posible. Aunque de ahí a decir, como ha dicho Carlos González, que «el autobús rápido es clave para vertebrar la relación de Elche con su entorno» parece un poco exagerado.

Es llamativo que, en cambio, el Plan no contemple la implantación en Elx de un medio de transporte colectivo tan sostenible, y con tanto éxito en otras ciudades, como el tranvía. Se esperaba que así fuera. Sólo con que permitiera llegar a los parques industriales de Carrús y Torrellano ahorraría miles de viajes diarios en coche. Hay fondos europeos para esto. Falta voluntad política en el Ayuntamiento para reclamarlo, no se sabe por qué. Así sí mejoraría la movilidad urbana en Elx.

Mientras tanto, en Alicante capital y su entorno, el TRAM viene funcionando bastante bien desde hace años. Y el nuevo PMOME, que a nosotros nos niega el tranvía, plantea unas inversiones para ampliar y mejorar el TRAM alicantino por valor de 165.000.000 euros. Hay que felicitar a Alicante. Sólo esta partida supone el 52% del total previsto en el Plan. Parece algo descompensado. Merecería una mayor explicación y, en todo caso, una actitud más reivindicativa, y menos conformista, por parte del equipo de gobierno PSOE-Compromís y que la oposición apoyara.

Aún se está a tiempo de ello, aunque se haya perdido una buena oportunidad. Esperemos que, cuando se exponga el Plan, el Ayuntamiento de Elx plantee mayores inversiones en nuestro municipio para no aumentar las diferencias todavía más.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats