Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ecologistas piden integrar en el Clot de Galvany de Elche el solar del hotel de Arenales

La Asociación de Amigos de los Humedales plantea al Ayuntamiento regenerar y proteger las dunas una vez se derribe el edificio

El hotel de Arenales, este verano, cuando arrancaron los trabajos de demolición, con vistas al estado actual de la playa. | ANTONIO AMORÓS

Ahora que el hotel de Arenales parece que definitivamente tiene los días contados, una vez que los trabajos de derribo ya son una realidad, se abre un debate sobre qué va a pasar en la parcela que se liberará después de cuarenta años de las ruinas del edificio. Los ecologistas ya se han pronunciado.

La Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) ha pedido al Ayuntamiento ampliar el Clot de Galvany con tres parcelas públicas, entre las que se encuentran los terrenos donde se levantó el complejo hotelero en los años sesenta.

¿Y qué hay de relevancia en este enclave? El colectivo proteccionista recuerda que este suelo está ocupado por el sistema dunar, excepto donde ahora sobreviven los restos del hotel, que caracteriza a todo Arenales del Sol. Y creen que una vez que quede libre del ladrillo en ese espacio debería realizarse una regeneración del paisaje para que después pudiera ser protegido e incluirlo como una zona más del paraje natural municipal.

Esta parcela, junto a otras dos que ha propuesto la asociación, es de dominio público marítimo terrestre. Todas suman 2,75 hectáreas. La más grande es la que tiene el hotel, de 1,6 hectáreas. A continuación, en la misma línea del litoral hay otra de 2.700 metros y se encuentra entre dos edificios, mientras que la última zona, de 1,3 hectáreas también está en primera línea de playa, más en la zona sur.

Terrenos de paraje natural del Glot de Galvany y, al fondo, urbanizaciones de Gran Alacant. | ANTONIO AMORÓS

No es la primera vez que surgen voces a favor de liberar la parcela que ocupa el antiguo hotel para protegerla medioambientalmente. Ya en 2015, con el último intento que hicieron los propietarios para reconstruir el edificio, Compromís planteó hacer una permuta de terrenos para que se construyera el complejo hotelero en otra zona de Arenales del Sol. El partido que ahora gobierna en el Ayuntamiento junto al PSOE mostró su preocupación por los posibles efectos medioambientales que podrían dañar la estructura en un futuro como la subida del nivel del mar.

Además, el grupo municipal consideró vital la protección de la playa de Arenales como patrimonio marítimo-terrestre. Margalló Ecologistes en Acció también hizo pública su protesta ante la intención de reconstruir el complejo hotelero en la costa de Arenales. Por ello este colectivo planteó, igualmente, una permuta de terrenos para liberar la zona. Sin embargo, finalmente los dueños obtuvieron todos los permisos para rehabilitar el hotel, tanto de Costas como del Ayuntamiento (con PSOE y Compromís en el poder) y empezaron las obras en 2015 que meses después serían paralizadas por el Gobierno central y así hasta ahora.

Hace unos meses, cuando el alcalde, Carlos González anunció el inicio de la esperada demolición, una vez que el Tribunal Supremo ratificara que las obras fueron ilegales, el alcalde pedáneo de Arenales aseguró a este diario que entre los residentes hay interés por que esta emblemática parcela se convierta en un espacio público abierto para celebrar actividades culturales.

En marcha las obras para retirar el amianto

El desmantelamiento de las dos toneladas de amianto del hotel de Arenales ha arrancado por fin. Una compleja y esperada operación en la que participa un equipo de especialistas desde hace unas semanas, con la previsión de que los trabajos puedan estar finalizados en 10 días. Es el paso previo al derribo total del edificio de los sesenta en primera línea del mar, que salvo imprevistos, será en octubre.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats