Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SUCESOS

La Policía arresta en Elche a un menor por agredir a una pareja del mismo sexo que iba de la mano

El detenido está ingresado en un Centro de Menores tras investigarse los hechos como un delito de odio - La víctima recibió puñetazos y patadas

Repulsa en Elche por una agresión homófoba

La Comisaría de Elche ha abierto una investigación tras la detención el pasado sábado de un menor de 17 años por un supuesto delito de odio. Los hechos ocurrieron en pleno centro cuando, según una nota hecha pública por el Cuerpo Nacional de Policía, este joven agredió a dos personas del mismo sexo que iban de la mano. Según la declaración de las víctimas, que sufrieron puñetazos y patadas y una de ellas la fractura de los huesos propios de la nariz, al parecer el menor habría identificado una pulsera y un llavero que llevaban visibles con la bandera LGTBI, lo que habría sido el origen. 

Los hechos ocurrieron pasadas las 22 horas cuando tanto el detenido como sus víctimas iban acompañadas de terceras personas que han sido citadas igualmente a prestar declaración en sede policial para aclarar lo ocurrido. Ahora bien, el único detenido es un menor de 17 años, con numerosos antecedentes penales, que fue localizado tras la agresión e ingresado en un centro de menores por decisión del fiscal.

Fuentes policiales insistieron en dos circunstancias, una es que se trata de un hecho aislado, la segunda es que aún se está investigando lo ocurrido porque se desconoce si, por ejemplo, el grito de: «¿para que sepáis quién manda, maricones de mierda!», que aparece en el atestado, fue hecho por el agresor o por otra persona que estaría implicada. En cualquier caso, la información que tienen los investigadores les lleva a considerar como el origen de la agresión la condición de homosexuales de las dos víctimas, que paseaban de la mano por la calle Filet de Fora, muy cerca del centro de congresos, donde había decenas de jóvenes a esa hora. 

Según el atestado, las víctimas iban junto a un grupo de amigos, cuando de repente, «otro grupo de personas comenzó a recriminarles su actitud, acercándose a ellos el agresor quien cogió de la nuca a una de las víctimas con intención de llevárselo en actitud chulesca hacia el grupo de personas con el que estaba».

Su pareja, intentó impedir que se lo llevara tirando fuertemente de sus brazos, momento en el que el agresor se puso más violento y le propinó un puñetazo en la cara a uno de ellos mientras lo tenía sujetado, comenzando a sangrar de forma abundante de la nariz, continuando dándole más golpes y patadas.

Testigos de la agresión llamaron a la Policía personándose inmediatamente en el lugar las dotaciones policiales, de la Comisaría y una de la Policía Local, que manifestaron que a su llegada presenciaron cómo el agresor continuaba aún en su violenta acción contra las víctimas, separándole de ellas y procediendo a su detención en vista de los hechos. «La Policía Nacional trabaja intensamente en la lucha contra los delitos de odio y discriminación por cuestiones de orientación o identidad sexual, racismo, ideología y religión, coordinando íntimamente su actuación con la Fiscalía Especial contra los delitos de odio, en aras de erradicar actitudes violentas como las que han sufrido las víctimas de la localidad ilicitana», se explica en la nota.

El tuit del ObservatoriLGTBIfobia INFORMACIÓN

Concentración de repulsa en la Plaça de Baix

Cerca de 200 personas, en su mayoría jóvenes, acudieron ayer a las 20 horas a la Plaça de Baix, tras un llamamiento por las redes sociales para mostrar su repulsa por la agresión sufrida por la pareja. Banderas arcoíris se pudieron ver en un ambiente de rabia e impotencia. El Ayuntamiento hizo público un comunicado en el que muestra su condena por lo que tilda de «agresión homófoba». 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats