Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Débora Velásquez

«El calzado de Elche tiene mucho peso en la moda internacional»

La diseñadora y estilista argentina Débora Velásquez, en su vista al IES Sixto Marco de Elche.

Diseñadora de moda internacional y estilista. Hace dos décadas cambió Argentina por Bélgica y ha logrado hacerse un nombre en el siempre complicado panorama de la moda internacional. Ahora, la estilista argentina Débora Velásquez ha pasado por el IES Sixto Marco para compartir su experiencia con los alumnos.

¿Cómo valora la lección magistral sobre moda que impartió en el IES Sixto Marco?

Fue una experiencia espectacular. Los alumnos estuvieron atentos y la escuela es muy receptiva. Me gustó mucho la idea de dar una conferencia y explicar los secretos del diseño. Pude compartir mi experiencia vital, que no es fácil. Me fui de Argentina a Bélgica por amor y llegué a un país en el que no conocía nada, ni siquiera el idioma. Tuve que comenzar a estudiar desde cero. Nada es fácil pero se puede llegar a todo si se tienen los objetivos en la cabeza y no se bajan los brazos.

¿Hay algo imprescindible para abrir camino en la moda?

Lo fundamental es saber inglés. Sin este conocimiento no hubiera podido sobrevivir en Bruselas, una ciudad en la que se habla francés, alemán y holandés. Gracias a ello he podido hacer vestidos para los certámenes de Miss Mundo y Miss Universo, he vestido a más de 120 candidatas. También he conducido durante cuatro años un programa de televisión diario en francés sobre el mundo de la moda. Soy argentina y mapuche y en Elche he podido hablar con chicos ecuatorianos y árabes a los que les he dicho que la sonrisa es la mejor forma de abrirse las puertas cuando se está en un país de acogida.

¿Qué le trasladaron los alumnos del instituto ilicitano?

Los chicos tenían ganas de escuchar. La conferencia duró una hora y media y nos quedamos con la sensación de que nos faltó tiempo. Me gustó el Sixto Marco y tuve la oportunidad de conocer la forma que tienen de trabajar con los zapatos. Me gustaría completar mi formación allí. También hemos firmado un convenio para que sus estudiantes vengan a trabajar conmigo a Bruselas.

Señala que tuvo la oportunidad de conocer cómo se trabaja con los zapatos en Elche...

Sí, y me gustó la experiencia porque el calzado de Elche tiene mucho peso dentro del mundo de la moda internacional. También el de Elda, en estas zonas están las fábricas más conocidas y se trabaja para Zara. Su importancia trasciende las fronteras de España y queremos incorporar estos zapatos a nuestras colecciones en Bruselas. Voy a profundizar mi experiencia en el sector.

Durante su paso por la provincia también participó en la Alicante Fashion Week...

He presentado una colección dedicada al amor, la pasión y los perros, que son el amor de mi vida. En esta colección he apostado por los colores rojos, blancos y negros. Es la sexta vez que participo en la Alicante Fashion Week. Mi relación con esta zona de España es fluida porque tengo una casa en Murcia desde hace 9 años. También he participado en certámenes de moda en Galicia y Madrid. Fuera de aquí, he presentado mis colecciones en todo el mundo: La Habana, París, Nueva York, La Paz, Dakar...

¿Qué más puede contar sobre su trayectoria personal?

Como he dicho, me fui de Argentina a Bélgica por amor, por mi exmarido, con el que sigo en contacto. Cuando llegué a Bruselas no quería quedarme de brazos cruzados. Los argentinos conocemos bien las crisis económicas y siempre luchamos. En mi país nos enseñan desde pequeños a trabajar para ser independientes. Tras completar mis estudios sobre moda trabajé nueve meses para una empresa de «prêt-á-porter» y me dije que por qué no convertía a Débora Velásquez es una marca.

¿Cuál es la influencia de las redes sociales en la moda?

Ayudan mucho a la venta y la promoción, siempre que se utilicen de buena forma. A mí me han facilitado las cosas. Damos dos o tres vestidos a personas conocidas, actrices o mujeres de futbolistas, por ejemplo. Cuando Penélope Cruz lleva un vestido nuestro, la gente ve que es lindo y lo quiere comprar. Después de lo más duro de la pandemia, todos tendremos que seguir comiendo y viviendo. Así que estoy de acuerdo con el fenómeno de Instagram y el resto de redes sociales, que nos aportan mucho.

¿Cómo imagina su futuro?

Me gusta España, porque tiene una cultura y una raza muy parecida a la de mi país. Me encanta su comida y la gente es muy agradable. Aquí me siento más cerca de Argentina que en Bélgica. Quiero abrir un negocio en Alicante y morirme en esta provincia, porque amo a esta tierra. Sus playas no tienen nada que ver con la lluvia de Bruselas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats