Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La jota vuelve a bailar en Elche

El Centro Aragonés culmina la conmemoración de las Fiestas del Pilar con una misa baturra y el festival de sus danzas típicas en el Gran Teatro

Festival de Jotas en el Gran Teatro de Elche.

Festival de Jotas en el Gran Teatro de Elche. Antonio Amorós

La vuelta a la normalidad sigue abriéndose paso en Elche y en un 12 de octubre en el que el tiempo ha acompañado, con una jornada soleada en la que los termómetros han superado holgadamente los 20 grados, no podía faltar la conmemoración de las Fiestas del Pilar de los aragoneses residentes en la ciudad ilicitana, quienes forman una de las comunidades que más se deja sentir a lo largo del año, junto a la andaluza. De esta manera, el Festival de Jotas ha regresado al Gran Teatro tras el paréntesis que provocó el año pasado la pandemia. La situación sanitaria ha mejorado y el Centro Cultural Aragonés ha podido dedicar de nuevo su tradicional baile al pueblo de Elche y los pañuelos, chalecos, alpargatas, castañuelas y ramos de flores han vuelto a verse en las calles.

Antes de que diera comienzo el festival en el recinto cultural de la calle Kursaal, los aragoneses han celebrado una misa baturra cantada en honor a la Virgen del Pilar en la basílica de Santa María. Estos dos actos han puesto el broche a más de diez días de celebraciones, desde que el pasado 2 de octubre se pronunciara en el Centro de Congresos el pregón que supuso el pistoletazo de salida. En la noche del lunes también se llevó a cabo una ronda-serenata en honor a las vírgenes de la Asunción y del Pilar. El recorrido arrancó en la sede del Centro Aragonés, en la calle Marqués de Asprillas, y llegó hasta la basílica de Santa María, para retornar de nuevo a la propia sede de la entidad, en lo que supuso un hermanamiento entre los pueblos aragonés e ilicitano.

«El año pasado no pudimos celebrar ni la ronda ni el Festival de Jotas. Así que estamos muy satisfechos con la implicación que ha mostrado la Concejalía de Fiestas para recuperar nuestra celebración, en la que se han cumplido todas las medidas de prevención», manifiesta el presidente del Centro Aragonés, Javier Jarque. «Han transcurrido dos años desde la última vez que pudimos celebrar estas fiestas como las conocemos. Son unas celebraciones muy queridas y apreciadas por el conjunto de los ilicitanos», añade la responsable municipal de Fiestas, Mariola Galiana. 

La recuperación de las Fiestas del Pilar continúa el camino que han marcado otros actos multitudinarios que ya se han realizado en Elche recientemente, como el Elx Street Market que tuvo lugar hace un par de semanas en el Paseo de la Estación con un notable éxito de público, o que están a punto de comenzar, como la Fireta del Camp d’Elx, que también retornará, a partir del viernes, al Paseo de la Estación, tras la interrupción forzosa del pasado año. «Los actos lúdicos, de juntarnos para comer, han seguido suspendidos, pero hemos recuperados los más festivos y hemos podido homenajear a nuestras dos patronas», sostiene Jarque.

Las guitarras, las bandurrias y los trajes folclóricos han regresado a Elche para dar una nota de color. «Conforme avanzaba la vacunación, se nos abrían las posibilidades. Los actos que antes se preparaban durante meses los hemos organizado en pocos días», finaliza Jarque sobre unas fiestas que, pese a la imagen atípica que supone cantar y bailar con mascarilla, han permitido que la jota vuelva a brillar.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats