Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UMH anula 13 meses después la reserva de pupitre para asistir a clase

Los alumnos ya no tienen que indicar en qué sitio se sentarán tras el fin de la medida anticovid

Arranque de las clases en el campus de Elche este curso. | ANTONIO AMORÓS

A raíz de la mejora de la situación de la pandemia, y en vista de que el Consell ha eliminado las restricciones de aforo para todos los usos, la Universidad Miguel Hernández ha decidido que a partir de este miércoles 13 de octubre ya no es necesario utilizar la aplicación de reserva de pupitres.

Esta aplicación era utilizada desde septiembre de 2020 tanto por los matriculados como por el profesorado. Los primeros podían reservar así su puesto para asistir a clases presenciales (el pasado curso imperó la modalidad de docencia dual, es decir, las clases se podían seguir desde casa o físicamente en el aula pero con límite de asistentes). Los segundos también tenían acceso, a través de la web y de la UMHapp, para poder visualizar el plano del aula donde impartían la clase y las reservas realizadas, lo que facilitaba pasar lista pulsando sobre cada puesto. Así también la UMH ha podido facilitar a las autoridades sanitarias el listado de asistentes en un aula en el caso de producirse un contagio por coronavirus.

En clase, cada puesto posee un adhesivo con un número secuencial. La asignación de puestos se ha venido realizando de forma aleatoria y un estudiante no podía reservar más de un asiento.

Por su parte, el alumnado con movilidad reducida (silla de ruedas) no requería realizar reserva ya que se situaban en los espacios habilitados para tal fin. La reserva se establecía con una antelación máxima de una semana para realizar una reserva.

La Universidad Miguel Hernández implantó herramientas tecnológicas para posibilitar la docencia dual en las más de 150 aulas teóricas y de prácticas durante el pasado curso y principios de este.

Buenos datos de CO2 y purificadores como refuerzo 

La UMH arrancó este curso con medidores de CO2 en algunas aulas. Tras casi un mes de pruebas, las medidas de la concentración de dióxido de carbono están siendo muy buenas en general. En las aulas donde se han superado puntualmente esos valores, se han instalado purificadores para limpiar el aire de partículas y aerosoles.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats