Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El juez pide el expediente que sirvió para rescindir el contrato del Mercado Central de Elche

El contencioso planteado por la concesionaria Aparcisa comienza a tramitarse por el juzgado - El Partido Popular solicita ser parte en el procedimiento «por transparencia» mientras el ejecutivo local entiende que ni es demandante ni demandado

El Mercado Central, con las catas a medio cubrir, en una imagen reciente. | ANTONIO AMORÓS

Los tribunales han iniciado los trámites para notificar al Ayuntamiento de Elche sobre el contencioso interpuesto por la empresa Aparcisa tras romper el equipo de gobierno el contrato del Mercado Central hace cuatro meses. En este conflicto que ahora se librará en los juzgados el Partido Popular ha pedido personarse en la causa para tener acceso a toda la información a lo que el Ayuntamiento se niega, entre otras cosas, porque no es ni demandante ni demandado.

El junio, solo tres semanas después de que PSOE y Compromís aprobaran en junta de gobierno zanjar definitivamente el contrato del edificio de abastos, la mercantil gallega acudía a los juzgados para iniciar el procedimiento contencioso. En estos momentos, el equipo de gobierno afirma que sigue sin recibir ninguna notificación judicial sobre la demanda de Aparcisa, que, no obstante, cree que será cuestión de tiempo de que llegue.

Mientras, el ejecutivo local reconoce que el juzgado ya le ha reclamado el expediente administrativo de la resolución de la concesión pública, lo que indica que el largo proceso que ahora se abre paso solo acaba de empezar. Y por lo pronto, el concejal del PP, Javier García Mora, ha solicitado en calidad de edil formar parte del procedimiento como parte interesada, lo que el tribunal aceptó. Sin embargo, después, el Ayuntamiento interpuso, a través de los servicios jurídicos municipales, recurrió la resolución judicial y el concejal popular presentó alegaciones que están pendientes de resolver.

Transparencia

El PP presentó un largo documento con sus argumentos para personarse en esta causa al tratarse de una rescisión unilateral de un contrato público que esta formación firmó precisamente cuando estaba en el poder en 2015 y entienden que tienen que tener conocimiento de cómo evoluciona por distintos motivos.

Uno de ellos, tal y como señalaron en sus alegaciones, es la falta de transparencia del equipo de gobierno. Apuntaron en su escrito que en la labor de control y fiscalización ordinaria, el grupo municipal del PP se ha visto «trabada por la opacidad que ha imperado en este contrato del nuevo mercado central y en otras actuaciones».

De hecho, recordó el Partido Popular que su portavoz, Pablo Ruz, tuvo que recurrir a los juzgados por ver vulnerado su acceso a la participación en los asuntos públicos e incluyen entre sus alegaciones, las quejas trasladadas por los populares al Síndic de Greuges, que tuvieron como consecuencia recomendaciones de este organismo al equipo de gobierno para facilitar el acceso a la información municipal a la oposición.

Los placeros, en medio de un proceso que solo acaba de empezar

Los vendedores del Mercado Central que firmaron el contrato con Aparcisa en 2015 con la esperanza de que se construyera un nuevo edificio de abastos con 400 plazas de parking están ahora en medio de un proceso judicial que solo acaba de empezar. Los placeros dependen desde agosto del Ayuntamiento porque la empresa municipal Pimesa desde entonces se ocupa de la gestión del mercado provisional tras hacer el equipo de gobierno definitiva la ruptura del contrato con Aparcisa. Sin embargo, ahora, con el inicio de la batalla judicial, los vendedores tendrán que posicionarse. El equipo de gobierno ya les ha notificado sobre la causa abierta por el Mercado como terceros interesados, porque es una obligación legal.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats