Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Elche recuperan los centros sociales y cívicos

La actividad de las asociaciones vuelve con cierta normalidad al bajar las restricciones y el Ayuntamiento espera retomar los bailes de salón

Vecinos de Elche en una reunión reciente en un centro social de la ciudad INFORMACIÓN

Las asociaciones de vecinos del núcleo urbano de Elche y pedanías retoman esta semana su actividad con cierta normalidad en centros sociales y centros cívicos después de que la pandemia de coronavirus limitase la capacidad de reunión de estos colectivos en espacios públicos. A la entrada del verano el Consistorio empezó a permitir la entrada de grupos de forma restringida y mediante cita previa, y debían justificar razonablemente el motivo de la ocupación de ciertas salas, según explican algunas asociaciones consultadas por este diario. Sin embargo, las restricciones se han aliviado también a nivel municipal después de que la Generalitat emitiese un día antes del 9 de octubre las nuevas medidas de apertura segura.

Ahora el siguiente paso que espera dar el Consistorio es que puedan retomarse en el corto plazo los bailes de salón y que se posibiliten ciertos juegos de mesa que por cuestiones de contacto interpersonal no podían tener lugar hasta ahora para evitar contagios de coronavirus, tal y como informa la edil de Participación Ciudadana, Puri Vives.

Sí es cierto que hay asociaciones que no terminan de tener claro qué pueden o no hacer, y cuáles son los requisitos. Antes de la pandemia había asociaciones que tenían asignada su sede en uno de estos espacios públicos. Con la pandemia sólo pudieron hacer uso de los centros sociales aquellas entidades que realizaban una labor esencial de intervención, según apunta Mariano Galera, edil de Bienestar Social, que asegura que estos colectivos han podido funcionar para desarrollar sus programas, mientras que lo colectivos vecinales sólo han podido acceder en los últimos meses y de una forma controlada, por lo que a partir de ahora no tendrían que pasar por tanta burocracia.

Desde la unión de asociaciones de Torrellano indican, por ejemplo, que ahora los únicos requisitos para acceder es usar mascarilla, guardar la distancia y usar gel hidroalcohólico aunque en el caso de este colectivo tienen que reservar sala porque hay otros colectivos de la pedanía que también pueden necesitarla.

A pesar de los avances, hay entidades que siguen teniendo dudas sobre si la actividad vuelve a una cierta normalidad. Asociaciones de vecinos como la de San José indican a este diario que antes de las primeras restricciones tenían acceso al centro social incluso cuando el conserje se marchaba a las 20 horas, mientras que por ahora tienen que terminar su actividad a esa hora por que aseguran que el centro se cierra cuando este trabajador se marcha y no tienen flexibilidad para desarrollar actividades que la asociación hacía hasta últimas horas de la tarde.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats