Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde de Elche convence a los placeros con un parking y un bulevar para consolidar el Mercado en la ladera

El regidor se reúne con los vendedores y ofrece una reurbanización peatonalizada de la avenida de la Comunitat Valenciana y la construcción en «José María Buck» de un aparcamiento de dos plantas

El Mercado donde el Ayuntamiento quiere hacer un edificio definitivo con un bulevar y un parking en José María Buck. |

El Mercado donde el Ayuntamiento quiere hacer un edificio definitivo con un bulevar y un parking en José María Buck. | ANTONIO AMORÓS

Receptivos a tener un mercado definitivo en la ladera del río con un parking subterráneo en la calle José María Buck y con un bulevar en la avenida de la Comunitat Valenciana. Así se muestran en principio los placeros con la alternativa que les ha ofrecido esta semana el alcalde, Carlos González, tras romper el contrato con Aparcisa, una concesión pública adjudicada en 2015 que pasaba por construir un nuevo edificio en la plaza de abastos con 400 plazas de aparcamiento.

Ahora que el contencioso de la mercantil gallega contra la decisión del equipo de gobierno está tramitándose en los juzgados y que el Ayuntamiento ha tomado el control de las instalaciones provisionales, se ha producido un acercamiento entre los placeros y el ejecutivo local. De hecho, el colectivo de vendedores ni siquiera tiene previsto por el momento demandar al Ayuntamiento ni a la empresa de la que han dependido durante más de un lustro para recuperar sus cuotas por unos puestos en la plaza de las Flores que ya no van a ver la luz. También descartan por ahora reclamar indemnización alguna como han venido advirtiendo en los últimos años (llegaron a hablar de 25 millones de euros).

Tras una reunión celebrada este miércoles con el regidor socialista, la primera formal desde que tomó posesión la nueva directiva de la Asociación Nou Mercat d’Elx, el colectivo de vendedores se ha mostrado después de mucho tiempo optimista con la idea, que en un principio rechazaron, de quedarse donde están. «Queremos trabajar en un proyecto que nos haga ilusión, en una solución para tener nuestro trabajo seguro, queremos una tranquilidad», aseguró la portavoz de los placeros, Maricel Trotta.

Y por eso, esta vez, lo que le han pedido al alcalde es que antes de que acabe el año les presenten un boceto que concrete esa propuesta de consolidar el mercado provisional en uno definitivo, con un parking subterráneo y una remodelación de la avenida de la Comunitat Valenciana en una zona de paseo. Un nuevo proyecto con el que el equipo de gobierno se ha comprometido a trabajar en el apenas año y medio que le queda de mandato para desbloquear un conflicto que dura más de seis años.

Plazas en rotación

El alcalde, que aseguró a este diario que las posiciones entre los titulares de los puestos del Mercado y el equipo de gobierno «están bastante próximas», explicó que la intención es que el aparcamiento sea en rotación y pueda tener dos plantas, cuyo número de plazas las tendrá que determinar el proyecto, aunque podrían rondar por las 300. Este plan, tal y como reconoce el propio González, está todavía en un «estadio muy inicial en el que hay que ir avanzando y concretando aspectos», pero lo más apropiado, según el primer edil, sería «impulsar una concesión administrativa».

Para el regidor socialista, la intención es conseguir una «colaboración público privada como mecanismo para movilizar recursos privados al servicio del interés general». La otra de las patas de la propuesta municipal es reformar la avenida de la Comunitat Valenciana para hacer un bulevar. «La idea es estudiar las posibilidades de reurbanización y modernización de la vía pública para favorecer la mejor integración del mercado en el entorno», explicó el máximo responsable municipal, sin precisar todavía si esa remodelación conllevará una peatonalización y por lo tanto una supresión de las plazas de aparcamiento en superficie.

Nueva etapa

Ante este cambio de actitud y sintonía con el Ayuntamiento tras la reunión del miércoles, la portavoz de los placeros justificó que están cansados ya de luchar a contracorriente para que el contrato que adjudicó el PP cuando gobernaba se haga realidad porque son conscientes de que con el expediente de resolución ya en los juzgados muy poco tienen que hacer.

«Lo que queremos es trabajar y estamos receptivos a otras ideas de mercado con un proyecto para la ciudad que dinamice y que atraiga a la gente», afirma Trotta, quien asegura que dentro del colectivo de placeros hay consenso sobre este tema. En esto ha tenido mucho que ver que sus negocios hayan dado resultado en las instalaciones provisionales. Pero también ha influido la buena relación con Pimesa que absorbió los contratos de los placeros, tras dejar fuera el ejecutivo local a Aparcisa, y que desde agosto se ocupa de la gestión del edificio provisional. «Tenemos seguridad y nos están tratando muy bien», aseguró la portavoz de la Asociación Nou Mercat d’Elx.

Tras este acercamiento de posturas, el equipo de gobierno tiene por delante muchos deberes con el colectivo de placeros pero también para aclarar qué planes tiene para la plaza de las Flores y el viejo inmueble de abastos.

El PP pide bonificar el IBI al mercado de San José

El Partido Popular llevará al próximo pleno una moción para exigir al gobierno municipal que bonifique el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) al Mercado de San José. El líder del PP, Pablo Ruz, recordó que este enclave cuenta con 17 puestos de abastos y se gestiona bajo la modalidad de concesión municipal. En 2005 fue remodelado íntegramente y desde entonces los diferentes gobiernos de la ciudad han asumido el pago del tributo hasta el año 2015 que se decidió que corriese a cargo de los propios placeros, siendo este el único mercado que lo paga.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats