Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una persona con enfermedad mental tendrá 3 años para que un juez le devuelva sus derechos

Elche acoge una jornada sobre la nueva ley, que da una mayor autonomía y elimina la tutela y patria potestad para que puedan volver a decidir pero con un apoyo - Asfeme reclama más recursos para empoderar a los beneficiarios de la norma

Más de un centenar de personas acudieron a la jornada organizada por Asfeme ayer en Elche.  |

Más de un centenar de personas acudieron a la jornada organizada por Asfeme ayer en Elche. | ANTONIO AMORÓS

Las personas con algún tipo de enfermedad mental o discapacidad que fueron incapacitadas por resolución judicial tendrán derecho a que se les revierta esta condición durante los próximos tres años. Es el tiempo que marca la ley 8/2021 de reforma civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad, que entró en vigor hace un mes, para revisar todas las sentencias que declaraban la incapacidad de una persona.

Así lo apuntaban este jueves expertos en Salud Mental que desgranaron en el Centro de Congresos de Elche algunos de los preceptos de la nueva legislación que da mayor autonomía y derechos a los colectivos citados.

La jornada, impulsada por Asfeme en colaboración con el Ayuntamiento con motivo del día de la Salud Mental (10 de octubre), tuvo una gran aceptación ya que participaron unos 120 asistentes.

De igual forma, también se trató de visibilizar el estigma las personas que sufren enfermedades mentales ya que incluso personas que las sufren contaron su historia para servir de ejemplo de superación. Se abordó de qué manera se está trabajando desde instituciones y administraciones para conseguir el empoderamiento de estas personas que por el simple hecho de padecer una enfermedad mental tienen serias complicaciones para acceder, por ejemplo, al mercado laboral.

En cuanto a la formulación de la ley, profesionales de la Fundación Tutela Alicante como Cecilia Lorca y Loreto Iborra abordaron que esta legislación ahora cumple con la convención de la ONU que España ratificó en 2008 para permitir una capacidad jurídica por igual a todas aquellas personas, tengan o no discapacidad.

Entienden que el ordenamiento jurídico anterior contradecía esa convención de derechos porque se reconocía la incapacidad de las personas.

Ya los expertos temen que el proceso pueda dilatarse más de tres años por la sobrecarga de los juzgados, que tendrán que revisar de oficio las sentencias para realizar la adaptación a la ley, aunque los interesados pueden solicitarlo antes, indicaban.

Los términos de tutela y patria potestad se eliminan y se crean figuras de apoyo como defensor judicial, guardador de hecho o curatela, que tendrán el papel de ayudar a la persona en cuestión ante circunstancias en las que no tenga autonomía. Como explicaron los especialistas, tendrá que atenderse siempre la voluntad de la persona a diferencia de la regulación anterior donde el tutor legal tomaba las decisiones.

Desde Asfeme incidieron en la importancia de la visibilización de las enfermedades mentales y qué herramientas están a disposición, como grupos de ayuda en los que intervienen personas afectadas y un psicólogo para romper tabúes «entre ellos mismos, porque por ejemplo hay casos que no quieren reconocer que tienen un trastorno bipolar y esto hace que se normalice, como hablar de cualquier enfermedad», resaltaba Leticia Baeza, técnico experto de Asfeme. Esmeralda Díaz, experta en Salud Mental en la misma asociación contó cómo ha tenido que lidiar con la esquizofrenia para sentirse una persona autónoma para tratar de empoderar a otras personas que puedan haber pasado por lo mismo. «Llegué a tocar fondo y mira donde he llegado, se puede, se necesitan profesionales, el cariño de una pareja, higiene del sueño, adherencia total al tratamiento y un orden en general», pautaba esta especialista.

De igual forma, aprovechó para incidir en que «los enfermos mentales no somos raros ni violentos, tiene que romperse ese estigma».

Apuntó que ha tenido que volver a aprender a defenderse en la vida conviviendo con la enfermedad, «aprender a gestionar las emociones, y cuando tienes un mal momento tienes que aprender a salir de él, tener la mente ocupada, y el trabajo es lo mejor que te pueden dar». María José Guisbert, presidenta de Asfeme, reiteró que son necesarios los recursos para la detección precoz y favorecer la salud mental, «es un derecho, nos concierne y todos somos susceptibles de pasar por ello».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 963 030 967.

Compartir el artículo

stats