Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Malestar vecinal al no celebrarse durante el fin de semana la romería ni el mercadillo de San Crispín

La organización asegura que el Ayuntamiento no les autoriza a celebrar ambos actos ni a entregar chinchetas, mientras que la Concejalía de Fiestas contesta que es la asociación quién no lo ha propuesto

Cientos de vecinos junto al patrón en la última romería que pudo celebrarse, en 2019. | ANTONIO AMORÓS

Las fiestas de San Crispín son una de las que mayor acogida tienen en Elche por el arraigo zapatero. Cada año, en épocas pre pandemia, cientos de personas se daban cita para pedirle salud y trabajo al patrón de los alpargateros. Le daban besos y los más devotos cogían las típicas chinchetas como amuleto. Pues bien, este año ni habrá besos al patrón ni tampoco se podrán llevar ningún recuerdo de él.

El malestar vecinal también se ha hecho evidente estos días desde que la organización anunció, con pesar, que por segundo año consecutivo no habrá romería por las restricciones sanitarias, según exponen desde la asociación de amigos de San Crispín.

El colectivo ya expuso hace unos días el programa de actos y dejó en el aire la celebración del tradicional mercadillo artesanal que envuelve al entorno de la ermita, ya que en su momento alegó que era el Ayuntamiento quién debía determinar que pudiese montarse.

Vecinos del barrio reprochan que finalmente no vaya a haber ni romería ni mercado, cuando sí que están en funcionamiento y con gran aforo otros espacios de venta ambulante de la ciudad. Por ello no entienden que ambas actividades supongan un problema para la salud pública con la incidencia de coronavirus actual, si se siguen protocolos sanitarios como llevar la mascarilla y mantener una distancia prudencial.

Tras el revuelo creado entre una parte del vecindario y usuarios en redes sociales la asociación de amigos de San Crispín apunta que por recomendaciones sanitarias no pueden desarrollar estos actos y aseguran que el Ayuntamiento no les autorizó ni a celebrar la romería, como tampoco a entregar chinchetas ni calendarios para evitar el contacto entre personas, indican desde la directiva.

Desde la Concejalía de Fiestas matizan que el Ayuntamiento no es organizador de estas fiestas si no colaborador y que en todo caso la administración local no ha recibido ninguna petición por escrito por parte del colectivo para desarrollar estas actividades.

Entienden desde la concejalía que la asociación se guió por las recomendaciones sanitarias de la Generalitat que hace un mes eran más restrictivas para celebrar eventos multitudinarios y que harían inviable a celebración de la forma más tradicional.

Arranca el Triduo y habrá misa al aire libre el domingo

Las fiestas en honor al patrón de los alpargateros arrancaron ayer con el Triduo, que culminará el 23 de octubre desde las 19 horas en la parroquia Madre de Dios. El domingo se recuperará la misa en la ermita que lleva el nombre del patrón, después de que en 2020 se oficiase en la parroquia del Buen Pastor para evitar aglomeraciones. Será a las 11 horas al aire libre sobre un escenario frente al templo, mientras que a las 12 horas se abrirán las alas laterales de la ermita para que los fieles puedan ver de cerca al santo hasta las 18 horas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats