Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde de Elche promete antes de fin de mandato la ordenanza anti prostitución anunciada en 2018

La pandemia ha demorado unos 20 meses una normativa que ahora se pretende acompasar con la regulación autonómica - El Ayuntamiento asegura que prepara, además, un plan integral

Servicio que presta Cruz Roja desde hace años para atender a mujeres que ejercen la prostitución en las calles de Elche. | ANTONIO AMORÓS

Elche contará antes de que acabe el presente mandato en 2023 con una ordenanza municipal para luchar contra la prostitución. La cuestión es que hace ahora justo tres años, en un congreso internacional sobre este tema celebrado en el campus ilicitano de la Universidad Miguel Hernández, el propio alcalde, Carlos González, anunció que se la misma se llevaría a cabo a corto plazo.

Es más, el 26 de octubre de 2018 la junta de gobierno local aprobaba una moción en la que se proponía que el Ayuntamiento «plasme su voluntad de profundizar en la lucha contra la trata con fines de explotación sexual, en su ámbito competencial, en la elaboración y aprobación de una ordenanza municipal para luchar contra prostitución y la trata con fines de explotación sexual en Elche».

Unos días antes, el 18 de octubre de ese año, en el transcurso de la inauguración del I Congreso Internacional sobre Violencia de Género de la UMH, el primer edil anunciaba el inicio «inminente» de la redacción de esta normativa para que profundizara en la protección de las víctimas de las redes de explotación sexual y que «penalice» la demanda.

No obstante, la pandemia ha demorado muchísimo más de lo esperado esta regulación. González recuerda que ese anuncio se hizo en la recta final del anterior mandato y que en los últimos «20 meses», puesto que «el covid surgió en enero aunque hasta marzo no fue el confinamiento» las acciones han estado encaminadas prioritariamente a atender las necesidades derivadas del covid.

El alcalde asegura que el Ayuntamiento ya cuenta con un «cuerpo de trabajo», con «ideas suficientemente elaboradas» y que la voluntad de regular este problema sigue intacta. Y más aún después de que el presidente del Gobierno y máximo dirigente socialista, Pedro Sánchez, se comprometiera a impulsar la ley que prohibirá la prostitución en España y sancionará a los clientes de esta práctica, en su discurso de clausura del reciente 40 Congreso Federal del PSOE.

En cualquier caso en Elche se pretende «acompasar» y «armonizar», en palabras del propio alcalde, la regulación local con la normativa específica que en los próximos seis u ocho meses podría dar a luz la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública.

El alcalde, quien insiste que debido al covid se han tenido que aparcar muchos asuntos también prioritarios, espera que la normativa ilicitana salga antes del fin de este mandato.

Esta ordenanza debe contemplar la actuación pública contra toda conducta que atente contra los derechos humanos de las mujeres víctimas de la prostitución, trata y explotación sexual, proporcionando los medios necesarios para la erradicación de la misma, y estableciendo medidas contra la publicidad sexista, contra los demandantes de servicios de prostitución, contra el proxenetismo y, en general, contra cualquier actividad o persona que favorezca la explotación sexual de las mujeres.

El concejal de Igualdad, Mariano Valera, recuerda en cualquier caso que la normativa contra la prostitución es una pieza más de un Plan Integral contra la Prostitución que está construyendo el Ayuntamiento. Porque además la ordenanza se debe acompañar con una serie de recursos para, por ejemplo, saber cómo atender a la mujer que sale de esta esclavitud, dónde puede acudir para ser ayudada y dónde puede pernoctar tras dar el paso y, por tanto, no se encuentre en una situación de mayor vulnerabilidad.

Recursos pensados para atender a las víctimas

La ordenanza prevista no deberá contemplar únicamente medidas coercitivas o sanciones. Al contrario, se pretende que la parte más importante de la misma esté constituida por medidas y recursos dirigidos a la atención a víctimas en situación o riesgo de trata, prostitución o explotación sexual. Y también dirigidos a promover la igualdad de trato, la igualdad de oportunidades, el respeto a la diversidad y a la diferencia, la integración de la perspectiva de género, la eliminación de estereotipos sexistas y, en general, las medidas de acción positiva para lograr una intervención eficaz en este grave problema.

Continuos esfuerzos por visibilizar el problema

El compromiso contra la prostitución o al menos para visibilizar el rechazo a esta forma de esclavitud, por parte del Consistorio ilicitano está yendo a más en los últimos tres años. De hecho, a finales del pasado mes de septiembre, la ciudad acogió la I Jornada contra la Trata y la Explotación Sexual. Previamente no es la primera vez que se da lectura a un manifiesto por el Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Mujeres y Menores, sin olvidar la reciente la campaña de «street marketing» ‘Bienvenidos a la explotación’. Se calcula que en Elche puede haber unas 60 meretrices.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats