Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Héroes de la marginalidad

El inspector Corrales narra en su nuevo libro la realidad de un barrio suburbial en el que la droga y la delincuencia campan a sus anchas

José Antonio Corrales muestra el libro Barrios de sangre.

Amante de la novela negra y la música jazz, el inspector de la Policía Local de Elche José Antonio Corrales sigue compaginando su actividad profesional con sus inquietudes culturales. Fruto de su pasión por la literatura, acaba de publicar el libro Barrios de sangre, que toma el relevo de su anterior obra, Te cambio mi vida. En este nuevo relato el veterano policía, lleva más de 30 años prestando sus servicios en la ciudad, se adentra en un barrio en el que la droga y la delincuencia campan a sus anchas, un paisaje que puede resultar cercano y reconocible para muchos. En el contexto de marginalidad, sacará a la luz la historia de héroes que se manejan entre sentimientos de odio y violencia cotidiana.

En las cerca de 300 páginas de Barrios de sangre, que ya se puede adquirir por 17 euros, se diferencia entre las leyes «oficiales» y las leyes «particulares» que imponen determinados grupos sociales. Los treinta capítulos que componen la novela policial están protagonizados por el detective Ariel Gil y su compañero, Rómulo Neguerón. El relato negro contiene giros inesperados y consigue mantener el interés del lector desde el arranque de su narración, desmenuzando una historia intensa e inquietante, con ciertos toques cinematográficos.

Sinopsis

Gil y Noguerón se verán envueltos en una investigación tras el asesinato de un joven y el secuestro de su pareja, lo que les llevará a adentrase en un barrio en el que no solo impera la droga. La destrucción, el odio, la traición y la violencia también están muy presentes. El protagonista creado por Corrales es un detective, expolicía, que responde al arquetipo de hombre perdido y derrotado, como tantos otros que habitan en las novelas negras. La presencia compulsiva en su vida del alcohol y el tabaco también definen la personalidad de Gil.

«Escribo desde antes de ser policía pero nunca había publicado hasta ahora. Tengo mucho material escrito, sobre todo poesía», reconoce el propio Corrales sobre una pasión que ya se ha traducido en dos libros que han visto la luz. «Ninguna historia es completamente real pero aparecen retazos de lo que he vivido», añade.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats