Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un hombre muere apuñalado en una riña entre compañeros de piso en Elche

El presunto homicida y una mujer, que también vive en la casa, se entregan a la Policía para confesar el crimen y alegan legítima defensa - Constan antecedentes tanto de la víctima como de los detenidos

La Policía ha precintado la casa de Elche donde fue encontrado el cadáver. ANTONIO AMORÓS

Una disputa en una vivienda de Elche entre dos hombres y una mujer que residen en la misma casa, los tres con antecedentes policiales por robos y otros delitos, acabó con uno de ellos, de 54 años, fallecido a causa de múltiples puñaladas, más de media docena. El presunto autor material de la agresión mortal, de 50 años, y la mujer, de 46, permanecían ayer detenidos en la Comisaría de Elche tras entregarse el martes por la tarde y confesar a los agentes la pelea mortal, ocurrida varias horas antes o incluso el día antes.

La Policía Nacional está investigando si el relato ofrecido por los detenidos se corresponde con lo ocurrido realmente o se produjo de una forma diferente, ya que han dejado entrever que el apuñalamiento mortal fue legítima defensa tras agredir la víctima a la mujer.

El crimen fue descubierto después de que una pareja se personara a las cinco de la tarde del pasado martes en la Comisaría de Policía de Elche. El hombre y la mujer, que residen en un inmueble de la calle Carlos Antón Pastor, en el barrio de Carrús, explicaron a los agentes que les atendieron que habían tenido una riña con un compañero de piso y acabó apuñalado. 

Según la versión dada por los ahora detenidos, el hombre apuñalado había sido acogido por ellos en la casa y por causas que no han trascendido la mujer fue agredida y su compañero de piso salió en su defensa. La disputa se agravó y acabó apuñalando al otro varón.

La pareja afirmó en dependencias policiales que pensaban que estaba muerto, por lo que de inmediato se trasladó una patrulla al lugar para verificar los hechos confesados.

En el interior de la casa encontraron en una habitación a un hombre fallecido a causa de múltiples cuchilladas por diferentes partes del cuerpo, entre ellas una profunda en el cuello.

La Policía Nacional activó entonces el protocolo de delitos violentos para proteger el escenario y dio aviso a la comisión judicial y a los especialistas de Policía Científica y Delincuencia Violenta de la Brigada de Policía Judicial de Elche.

Inspección ocular

Los agentes realizaron una minuciosa inspección ocular de la escena del crimen y de toda la casa. Además interrogaron a la pareja que acudió a las dependencias policiales y se entrevistaron con vecinos del inmueble que pudieran aportar datos sobre lo ocurrido.

El primer examen realizado en la casa por la comisión judicial determinó que el hombre de 54 años llevaba horas fallecido y no descartaron que la muerte hubiese ocurrido 24 o 48 horas antes de que la pareja alertara a la Policía del homicidio.

Los investigadores están comprobando todos los extremos relatados por los detenidos para confirmar cómo ocurrió el apuñalamiento mortal.

Tanto el hombre como la mujer han coincidido en la versión ofrecida ante la Policía Nacional, aunque el hecho de no haberse entregado nada más ocurrir el homicidio deja abierta la posibilidad de que hayan tardado más tiempo con la finalidad de ponerse de acuerdo en la versión que iban a dar tras entregarse en la Comisaría de Elche.

Por ello, todo apunta a que los investigadores del grupo de Delincuencia Violenta de la Brigada de Policía Judicial de Elche agotarán el plazo de 72 horas antes de poner a la pareja a disposición judicial. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats