Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche

El Black Friday defrauda al comercio del centro de Elche, que ve pocas expectativas de negocio

Los empresarios califican de «floja» la campaña y temen que pueda deslucir la de Navidad al adelantarse el consumo en internet y grandes superficies u La mayoría se siente obligada a participar para no quedarse detrás de la competencia

Una tienda de ropa del centro de Elche muestra algunas de las ofertas por el Black Friday Matías Segarra

Los comerciante del centro de Elche ven pocas expectativas de aumentar la facturación de sus negocios gracias a la campaña de descuentos del Black Friday. Si prácticamente la mayoría de negocios de la ciudad y de toda España se han subido al carro del Viernes Negro desde hace días para dinamizar el consumo, los márgenes de beneficio van a otro ritmo, tal y como confirmaban este viernes algunos comercios del centro. 

Lo cierto es que en las calles no se notó un «boom» de visitantes que exclusivamente se dirigieran a las arterias comerciales de la ciudad en busca de «gangas» ya que el ambiente era similar al de otro viernes, salvando que este viernes estaba previsto que se encendiese el alumbrado navideño como polo de atracción. 

Esta campaña importada desde América para ofrecer descuentos que llegan hasta el 50% en algunos artículos no está teniendo demasiado tirón para el comercio local a pesar de que el Ayuntamiento haya tratado de incentivar las compras con actuaciones teatrales por el centro, barrios y alguna pedanía. Aún y así, y tal y como indican los propios empresarios, «son las grandes cadenas, franquicias y negocios de los centros comerciales los que más se benefician». 

Clientas en una tienda de ropa que ofrece descuentos por el Black Friday Matías Segarra

Cierto es que se notaba una alta afluencia esta pasada jornada en ambos centros comerciales de la ciudad mientras que en el entorno de la Corredora apenas hubo movimiento hasta por la tarde. 

Los negocios tienen pocas expectativas en esta campaña para subir la facturación. Hay quien entiende que están vendiendo algo más «sin que sea un boom», y quienes se toman esta celebración como una manera de agasajar a los clientes con descuentos.

Una buena parte de los comercios consultados coincide, también, en que el Viernes Negro se ha terminado implantando como una suerte de efecto dominó, ya que si unos optan por la campaña ya terminan optando prácticamente todos para ganar clientela.

Desde la asociación de comerciantes del centro de Elche señalan que la inmensa mayoría de comercios se ha sumado a esta campaña «y antes de la misma había mucho escepticismo, porque esta campaña no aumenta el número de ventas y merma el porcentaje de beneficio de las mismas».

Jaime Javaloyes, presidente de la asociación resalta que la suma de Black Friday y Navidad no mejora la cantidad en términos significativos de ventas que se hacían antaño sólo en Navidad, «pero sí vemos reducido el beneficio, lo cual perjudica al comercio en unos momentos bastante delicados».

Barbara Chacón y José Javier Sansano, propietarios de Kinton, tienda de juegos, reconocen que esta campaña quienes ganan son las grandes compañías porque no han tenido más ingresos que en cualquier otro mes a pesar de que han tratado de ofrecer descuentos en su tienda online desde hace unas dos semanas. En la tienda física, sin embargo, «la gente nos pregunta más y entran por los descuentos pero se esperan hasta que llega el día». 

Teresa Alegría, de Moda Hombre, apunta que desde que puso el jueves los carteles no ha notado más clientes más allá de los habituales aunque tiene esperanzas de que la situación remonte. «He estado dos o tres semanas sin vender nada porque la gente se esperaba al Black Friday y digamos que esta semana ha sido buena, pero igual lo hubiera sido si no estuviera la campaña», señala María Jesús, de la tienda de ropa Siglo Cero. 

Algunos comerciantes critican que algunos negocios traten de engañar a la clientela con precios que no se ajustan a la rebaja porque antes llegaba a costar prácticamente lo mismo, pero entienden que la ciudadanía cada vez mira más antes de comprar «y merodean días antes para ver los precios», señalan desde una tienda de ropa. 

Desde otros establecimientos apuntan que arrancaron la campaña del Viernes Negro a principios de mes por buenas experiencias otros años. «Nos ha incentivado mucho la venta, puede que un 15% pero es cierto que sería insostenible todo el año porque no hay más beneficios e incluso perjudica un poco para Navidad, pero lo tomamos como un premio a los clientes», señalan desde la Perfumería Sagasta. 

Encendido navideño para atraer las compras


El Ayuntamiento de Elche tenía previsto arrancar el alumbrado navideño este viernes como antesala a la Navidad y para alegrar las calles de las principales arterias comerciales en unos días que se presuponían de bastante consumo, y para ayudar, por tanto, a los negocios locales tras los parones de actividad que trajo la pandemia. Para ello se iluminarán más de 160 arcos en una veintena de calles y avenidas. En cuanto a las luces de Navidad, que gestiona la Concejalía de Fiestas, estarán listas para el puente de la Purísima, J.R.E.


Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats