Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Replaceta de les Barques completará la peatonalización de la zona sur de la Corredora

La reforma del vial sale a licitación por 252.700 euros y tendrá carga y descarga para la hostelería - El Ayuntamiento pretende seguir pacificando el tráfico en el norte del centro histórico y El Raval

La Replaceta de les Barques, situada en pleno centro de Elche, será peatonal y contará con una zona de carga y descarga. MATÍAS SEGARRA

La Replaceta de les Barques será peatonal en 2022 y con la reforma de esta céntrica calle el Ayuntamiento da por ahora finalizada la peatonalización de la zona sur de la Corredora y esa «pacificación» del tráfico en esta parte del casco histórico con la que pretende reducir el número de vehículos. La remodelación de esta calle era uno de los objetivos del Plan Centro que inició el equipo de gobierno en 2019 y que en los últimos años se ha ido quedando en el tintero pese a estar recogida en sucesivos presupuestos municipales. PSOE y Compromís dieron luz verde este viernes a licitar la remodelación de este vial y la mejora de la calle Almassera por 252.700 euros con un plazo de ejecución de tres meses.

El objetivo, una vez acometida esta actuación, es seguir semipeatonalizando calles al norte de la Corredora y en el barrio de El Raval. La reforma de la Replaceta de les Barques supondrá suprimir el tráfico residual de vehículos que tiene esta calle y la creación de una zona de carga y descarga para dar servicio a los numerosos locales de hostelería que han aflorado en torno a este eje. La otra excepción para que puedan pasar los coches será para los propietarios de garajes situados en esta arteria.

Por ello, el Ayuntamiento van a apostar por un pavimento pisable por los vehículos de granito que dará continuidad a las calles Mare de Deu del Carme, Troneta y Hospital. Con ello, se extenderá ese acabado hasta la calle Almassera, que está en muy mal estado.

El portavoz de la junta de gobierno, Héctor Díez, recordó que el Plan Centro tiene «el propósito de convertir el centro histórico, su entorno y los ejes comerciales, en ubicaciones propicias para el comercio, para el turismo en las que se priorice el paso peatonal y donde se acometan actuaciones de mejora de la accesibilidad».

De este modo, con estos trabajos y con la creación de plataformas únicas (calles con prioridad peatonal donde sí que está permitido el paso de vehículos) el entorno de la calle San Miquel, el Ayuntamiento da por finalizada las remodelaciones de viales en esta zona del casco histórico hasta llegar a El Raval. Un barrio donde la Concejalía de Movilidad tiene el objetivo de remodelar un buen número de arterias, sobre todo, dejando la calzada y la acera al mismo nivel. Algunas de ellas son: Mare de Déu del Remei, Sant Joaquim, Travessia Sant Joaquim/Polit, Barrí Conrado, Barrí Sarabia, Carrer Nou de Sant Antoni, Calderón de la Barca (Tramo entre José María Buck y Reina Victoria), Porta de la Universitat de San Joan, Bufart, Mare de Déu de la Soledat, Forn Fondo, San Roc, Espí, Lluna, Lago, Travessia de Sant Roc, Sant Pascual, San Antoni del Pla, Pintor Murillo, Alfons XIII, Don José Ramos y Velázquez.

Desde que hace tres años arrancara el Plan Centro con la remodelación de las calles Alfonso XII, Juan Ramón Jiménez y Ángel el casco histórico ha ido cambiando de imagen en favor de los peatones y en detrimento del coche privado. Primero comenzaron por estos viales, donde se suprimieron aparcamientos, se crearon nuevas paradas de bus y se cambiaron de sentido calles, con la finalidad de preparar el casco histórico para la peatonalización de la Corredora y de la Plaça de Baix, la actuación estrella de este plan que fue realidad hace justo un año.

Después llegaron las obras de las plataformas únicas en Porta Oriola, Barques y Sant Miquel; Fatxo; Sant Vicent y Abadía, Mare de Déu de la Llet y Fossar. La transformación de Virgen de la Cabeza ha sido otra de las intervenciones, al igual que el carril bus de la calle Puerta de Alicante.

Más cerca de que las catas arqueológicas estén reguladas

Las catas arqueológicas previas a cualquier obra en el centro histórico y El Raval están más cerca de ser obligatorias sobre el papel. Estas dos áreas se van a incluir dentro del catálogo de protecciones del término municipal de Elche y lo que supone es que cualquier obra pública o privada que se realice dentro de estos núcleos va a necesitar del preceptivo informe arqueológico previo, de la supervisión y de la aprobación de la Conselleria de Cultura. En la práctica el Ayuntamiento ya viene realizando este tipo de actuaciones. Ayer, la junta de gobierno emitió informe ambiental y territorial favorable para este objetivo, que aún deberá seguir más trámites.

Mejoras en cinco pabellones de deportes de pedanías

La junta de gobierno ha aprobado sacar a licitación obras en instalaciones deportivas, como la reforma de vestuarios y mejora del aislamiento del pabellón de La Marina (166.000 euros); la reforma de vestuarios y sustitución del falso techo del pabellón de El Altet (215.000 euros); la reforma de vestuarios y mejora del aislamiento del pabellón de Torrellano (227.000 euros); la reforma y ampliación de vestuarios del pabellón de La Hoya ( 320.400 euros) y reforma y el césped artificial para un campo de fútbol del Polideportivo de La Baia (300.000 euros).

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats