Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Decapitan una de las figuras del monumento al maestro y se llevan la cabeza de trofeo

El acto vandálico sobre la escultura de 1970 de Mariano Amaya y ubicada en el Paseo de la Estación se produjo antes del cambio de año

Acto vandálico en el monumento al maestro en Elche

La Policía Local de Elche investiga quién o quiénes han podido ser los responsables de la decapitación del monumento con el que desde hace más de cinco décadas Elche ha venido homenajeando al maestro. Esta obra se localiza en el Paseo de la Estación, junto a una parada de autobús, próximo a la bandera de España y cerca del Centro Especializado de Atención a Mayores de Elche (CEAM).

Desde hace unos días, en concreto desde al menos el pasado 30 de diciembre, la escultura, que representa a dos alumnos y a un docente, se muestra sin cabeza. La pieza que falta no ha sido encontrada todavía. Los autores se la han llevado como si se tratara de un trofeo.

El monumento al maestro es una obra de Mariano Amaya que se inauguró en junio de 1970. La escultura representa a un maestro joven sentado con un libro abierto que reposa sobre las piernas. Pegado a él, dos escolares, uno a cada lado, observan con atención el texto. El mantenimiento de este monumento, inaugurado en época franquista, trajo luego, ya muy avanzada la etapa democrática, algunas críticas por el hecho de que solo fueran varones los que se representan en este grupo escultórico, dejando de lado así el papel desempeñando por la mujer en la educación de la sociedad.

Al margen de esta polémica, lo cierto es que este acto vandálico ha llenado de indignación a muchos de los que frecuentan la zona. Durante estos pasados días de Navidad, el monumento ha quedado en cierta medida «tapado» por la noria y otras atracciones de feria que se dispusieron en el Paseo de la Estación.

Esta agresión a una escultura también recuerda en parte o otros actos vandálicos como, por ejemplo, la pintada de extrema derecha al monolito republicano de la avenida de la Comunitat Valenciana en agosto del año pasado o los repetidos daños al conjunto escultórico que rinde homenaje a las tres Marías del Misteri d’Elx, junto a La Calahorra. A finales de 2011 dieron comienzo las obras de remodelación del Paseo de la Estación, lo que provocó una pequeña reubicación de la escultura en cuestión. En diciembre de 2018 en torno a este monumento se concentraron cerca de 1.500 personas para mostrar su repulsa en Elche por el crimen y violación de Laura Luelmo, una profesora interina aficionada al running.

La escultura en el Paseo de la Estación, antes de sufrir el acto vandálico. ANTONIO AMORÓS

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats