Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación diseña un protocolo «a la carta» para combatir el 5% de absentismo en Secundaria

La pandemia obliga a implantar un nuevo método que atenderá las necesidades individuales de cada centro y familia - La Concejalía se refuerza con seis técnicas de Integración Social

Estudiantes esta semana en el IES Periodista Vicente Verdú. | ÁXEL ÁLVAREZ

La pandemia está planteando nuevos desafíos para combatir el absentismo en las aulas escolares, que en el caso de Elche, en los primeros cursos de Secundaria, el momento más crítico, se sitúa en el 5% y llegó a alcanzar unos picos máximos del 7%. Ante los nuevos retos del coronavirus, desde la Concejalía de Educación ilicitana se ha actualizado el protocolo para combatir el absentismo de una forma más personalizada, prácticamente «a la carta», en función de las necesidades particulares que presente cada centro, y no de forma genérica, como se estaba haciendo hasta ahora. En este sentido, la propia Concejalía también ha llevado a cabo la contratación de seis nuevas técnicas de Integración Social para poder afrontar este proyecto con mayores garantías.

La adaptación del protocolo del Ayuntamiento de Elche a la nueva situación planteada por la pandemia tiene su punto de partida en la iniciativa promovida por la Conselleria de Educación, «Li donen la volta a l’absentisme», que fue presentada a finales del pasado septiembre y que establece un procedimiento que facilita la toma de decisiones en los centros educativos mediante la plataforma Itaca. Desde la ciudad ilicitana también se han expuesto algunas de las prácticas que se han llevado a cabo en los últimos años, representadas por el instituto Joanot Martorell y el colegio público Miguel Hernández.

Pese a que este es el punto de partida, en Elche se han aplicado modificaciones al protocolo propio de absentismo para crear un nuevo servicio de orientación a familias, prevención del abandono escolar y control. La responsable municipal de Educación, María José Martínez, asegura que el objetivo es «trazar un plan de actuación personalizado a cada estudiante, poniendo en contacto a los tutores con las familias para que, como resultado, se pueda producir una sensibilización y una posterior reincorporación del alumno al aula».

La concejala también destaca la importancia que tiene la contratación de las seis nuevas técnicas de Integración Social, a través del programa de empleo Empuju. Estas profesionales, que trabajarán durante todo este recién estrenado 2022 para que la lucha contra el absentismo sea eficaz, desempeñarán sus tareas profesionales en los centros de Secundaria del municipio ilicitano y se centrarán en el seguimiento de los casos de abandono escolar, así como en la elaboración y puesta en práctica de programas de habilidades sociales. Estos talleres se desarrollarán en las clases o en grupos formados a criterio de lo equipos directivos y de los servicios de orientación.

Causas

En la última Comisión Municipal de Absentismo que se ha realizado se ha puesto de manifiesto que el volumen de abandono escolar no hay variado en exceso, pero sí las causas que se encuentran detrás de él. En este sentido, la edil Martínez explica que la pandemia ha provocado que se encuentren con familias que han intentado evitar que sus hijos acudan a los centros escolares, ante el miedo a un posible contagio, sobre todo en Infantil, donde el absentismo se sitúa en el 3,7%. En el caso de Secundaria, este es el mismo motivo que provocó que se llegarán a alcanzar picos del 7%, aunque ya se ha vuelto a las cifras habituales, en torno al 5%.

Los datos difundidos corresponde al último curso concluido, el 2020/21, un año escolar que se desarrolló íntegramente en pandemia, después de la irrupción del covid en marzo de 2020, lo que obligó a improvisar los protocolos sobre la marcha. Este curso arrancó en Elche con presencialidad total, en un contexto de remontada de la situación sanitaria. El escenario ha vuelto a cambiar tras la aparición los últimos meses de la variante ómicron que ha disparado de nuevo los contagios. Con todo, el curso escolar se volvió a retomar este lunes en las aulas, sin que la Concejalía haya registrado, hasta la fecha, grandes incidencias. En la ciudad ilicitana, cabe recordar, hay más de 40.000 alumnos matriculados este año en las distintas etapas escolares.

Habilidades sociales y aulas compartidas, entre las soluciones

La lucha contra el absentismo es uno de los retos que se ha marcado el gobierno municipal ilicitano desde hace años. Ya en el anterior mandato, con Patricia Maciá al frente de Educación, se subrayó la importancia de aumentar los profesionales especializados en estas cuestión. En 2018 el Ayuntamiento contaba con ocho técnicos y se hablaba de la importancia de doblar este número, algo que prácticamente se ha conseguido con las seis nuevas incorporaciones. Estos especialistas se encargan de poner en marcha talleres para que los alumnos mejoren sus habilidades sociales en un tramo crucial, como es el salto de la Primaria a la Secundaria. Otros programas son los de aulas compartidas o escuelas para padres, en los que se fomenta la integración.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats