Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Critican el abandono municipal de la fosa de las exhumaciones, sujeta con losetas bajo una lona desde octubre

El PP denuncia la gestión y la falta de respeto de la concejala de Cultura durante los tres meses de paralización de unos trabajos que eran irregulares

El estado en el que está la fosa del Cementerio Viejo, con una lona cogida por losetas. | ANTONIO AMORÓS

Casi tres meses después de que el Ayuntamiento tuviera que paralizar las exhumaciones en el Cementerio Viejo por no tener contrato con la empresa que estaba haciendo los trabajos, la fosa sigue prácticamente al descubierto y carece de medidas de protección más allá de unas vallas móviles y una lona sujetada con unas losetas al suelo para evitar que ésta se mueva.

Una placa con la inscripción «en memoria de los defensores de la libertad y la democracia fusilados en este cementerio durante 1939 y 1940 enterrados en una fosa común reposan ahora en el osario que se abre bajo esta inscripción» está depositada sobre esa cubrición de plástico que resguarda los restos mortales que allí se encuentran.

El Partido Popular denunció este jueves el estado de abandono en el que está este lugar y acusó directamente a PSOE y Compromís de consentir una «lamentable dejadez en este espacio, dejación que no puede justificarse de ninguna manera y lo único que pone de manifiesto es su falta de sensibilidad al dejar este lugar, enterramiento de personas y en un camposanto, abandonado y cubierto por una lona», señaló Claudio Guilabert, portavoz de los populares.

La desprotección que sufre la fosa común es todavía más evidente los días de lluvia cuando desde el cementerio han sido testigos de cómo el agua se ha encharcado cerca de este punto poniendo en riesgo el lugar.

El PP, que fue el primero en denunciar públicamente que el Ayuntamiento había acometido unas exhumaciones sin contrato, ha pedido «por empatía, por humanidad y por decencia arreglar este espacio cuanto antes.

Para el principal partido de la oposición esto es «una falta de respeto a los muertos y a sus familiares al llevar así desde el 21 de octubre, fecha en la que se paralizaron las obras». Culparon al alcalde, Carlos González, pero también a la edil de Cultura, Marga Antón, a la que han pedido la dimisión en reiteradas ocasiones por la «irregularidad administrativa» cometida ante la ausencia del contrato. «Ha demostrado su dejación de funciones, porque tener este lugar en este estado es injustificable. Si le queda algo de dignidad y decencia debería dimitir de manera inmediata», afirmó Guilabert.

La polémica por este asunto lleva salpicando al equipo de gobierno desde finales de octubre sigue sin cerrarse sin que se sepa tampoco cuando se retomarán unas obras que se vieron repentinamente paralizadas sin que el equipo de gobierno ni el departamento de Cultura haya dado explicaciones sobre lo que allí se ha encontrado. También, está pendiente de que la cuestión llegue a los tribunales por las denuncias del PP y de Vox y no solo por la ausencia del contrato que fue por lo que estalló todo.

Entre el cúmulo de errores que el equipo de gobierno ha atribuido a los técnicos municipales está el hecho de que la exhumación debió licitarse como un contrato y no ofrecerse a tres empresas, tal y como destacó el secretario municipal en su informe quien descartó responsabilidad penal y administrativa. A ello se suma que el ejecutivo local decidió abrir un expediente al arqueólogo porque contó en el proyecto para pedir la subvención con técnicos de la empresa a la que después adjudicó la obra.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats