Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El baile de cifras de las Clarisas de Elche

La escritura pública de la permuta firmada por el Ayuntamiento y la comunidad religiosa desvela que la operación costó 5,7 millones de euros, un precio mucho mayor que el que facilitaron los políticos de la época a los medios de comunicación

El interior de las Clarisas, uno de los pocos espacios abiertos, en imagen de archivo. | INFORMACIÓN

El convento de las Clarisas, que podría acabar convirtiéndose en un hotel en los próximos años, costó mucho más a las arcas municipales de lo que el Ayuntamiento llegó a cuantificar en el año 2004 cuando inició el intercambio de La Merced por la construcción del nuevo monasterio, cuyas obras se adjudicaron después por algo más de 2,4 millones de euros, en un suelo municipal junto al puente del Bimil·lenari en la margen derecha del río. Según las escrituras de la permuta a las que ha tenido acceso este diario, adquirir el edificio religioso acabó suponiendo un desembolso 5,7 millones de euros.

En la aportación que realizó el Ayuntamiento constan 1,7 millones de euros del valor que tenía la parcela donde se trasladaron las religiosas, además del coste final del nuevo inmueble que se levantó para ellas y que fue de 3,9 millones de euros. Incluyeron en este apartado otros 93.000 euros sin especificar. Así lo recoge el documento que firmaron ante notario las dos partes, con fecha de agosto de 2012. Una escritura en la que se cifra en 4,4 millones de euros el valor del suelo donde se asienta el histórico convento del paseo Eres de Santa Lluçia y en 1,3 millones de euros el del propio convento.

El baile de cifras de las Clarisas

El baile de cifras de las Clarisas A.FAJARDO

Este fue el precio final de una operación que realizó el Ayuntamiento para hacerse con uno de los bienes patrimoniales más importantes de la ciudad que comenzó en 2004 con el PSOE y que acabó en 2012, cuando se registró ante notario la permuta firmada entre la comunidad religiosa y la alcaldesa del PP, Mercedes Alonso.

Mucho menor

Nada que ver con la cifra que se aprobó en una comisión de Urbanismo del año 2004 para suscribir el convenio municipal con las religiosas cuando se valoró la permuta en 4,5 millones.

Aquel año, también el pleno municipal aprobó adquirir el edificio religioso «con la finalidad tanto de conservación en óptimas conservaciones, como de implantar en el mismo usos de orden cultural que, al tiempo de poner en valor el edificio, comporten su apertura al disfrute público», tal y como destapó el PP hace unos días, el único partido que por ahora ha mostrado su firme rechazo al plan del equipo de gobierno por considerar que va a «privatizar el patrimonio público». Pablo Ruz advirtió que acudirá incluso hasta la Conselleria de Cultura o el Ministerio.

El baile de cifras de las Clarisas

El baile de cifras de las Clarisas A.FAJARDO

En las últimas semanas también han sido varios los colectivos los que han alzado la voz en contra de las pretensiones municipales de destinar un inmueble de estas características que pertenece a todos los ilicitanos a un negocio privado. Y en este contexto, esas entidades han reclamado también al alcalde, Carlos González, información sobre el coste que tuvo para las arcas municipales el convento del que se desprendieron las hermanas Clarisas ante el alto coste para mantenerlo y sus deseos de buscar un lugar más tranquilo. Tras la presión social y política recibida, el primer edil salió en defensa de la transformación del deteriorado inmueble del centro de la ciudad en un hotel cultural e histórico siempre y cuando la rehabilitación sea «estricta y respetuosa con los valores del edificio». En respuesta a los populares, que acusaron a PSOE y Compromís de querer vulnerar el convenio con las monjas, el primer edil negó que «un hotel histórico en las Clarisas con usos culturales y repercusión turística vulnere el convenio de permuta y las escrituras del mismo».

Un día después, los empresarios salieron en defensa de la pretensión municipal de ceder el convento a una empresa para abrir un alojamiento y espacio visitable. El Círculo Empresarial de Elche y Comarca (Cedelco) se alineó con la Asociación de Empresas Turísticas de Elche (Aete) y vaticinó un revulsivo económico y social con este proyecto.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats