Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un estudio determina que la inteligencia artificial y el 5G son la clave del desarrollo industrial

Una encuesta de la UMH para el Cenid a 150 empresas de la provincia define la necesidad de conectividad en la industria para la transformación digital y la automatización de la producción

El Centro de Inteligencia Digital de la Provincia de Alicante ha analizado los factores que determinará el futuro de la industria.

El Centro de Inteligencia Digital de la Provincia de Alicante (Cenid), impulsado por la Diputación de Alicante, la Universidad de Alicante y la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, ha estudiado el uso del 5G en las empresas de la industria 4.0 de la provincia de Alicante. La investigación, compuesta por tres proyectos desarrollados por investigadores de la UMH, concluye que la Inteligencia Artificial (IA), así como la conectividad a la red 5G, son los dos elementos clave para promover la digitalización de las organizaciones y automatizar sus procesos. Además, el estudio también ha analizado cómo implementar la IA y la conectividad al 5G para impulsar la digitalización de la movilidad y la conducción conectada y autónoma.

La industria se encuentra en un proceso de transformación digital, caminando hacia modelos más productivos, competitivos y sostenibles. En este nuevo paradigma ya no es suficiente una mayor automatización de los procesos industriales, sino que ahora deben ir acompañados de procesos cognitivos que permitan una mayor explotación de los recursos disponibles. Es por ello que el proyecto «5G e Inteligencia Artificial para la Transformación Digital de la Industria» ha tenido como objetivo principal contribuir a la integración de la tecnología 5G en la industria como catalizador tecnológico clave para su transformación digital hacia modelos de industria 4.0. Dicha integración explotará en el futuro la IA para una gestión autónoma, flexible y eficiente de las redes 5G.

Para alcanzar este objetivo se ha realizado, en primer lugar, un estudio de las necesidades de conectividad de la industria 4.0, así como de las capacidades tecnológicas de las redes 5G para satisfacer dichos requerimientos de conectividad, identificando los retos tecnológicos que deben ser abordados para una correcta integración de la tecnología 5G en el ámbito industrial. Además, en el proyecto se ha analizado el modelo digital de plantas industriales reales y la generación de bancos de datos sobre el comportamiento real de las plantas que caracterizan la generación y transferencia de datos dentro de las mismas.

«La generación de modelos digitales de plantas industriales y bancos de datos supone lograr un gran hito ya que son clave para la aplicación de la IA en la gestión proactiva de las redes 5G. Los bancos de datos son necesarios para el entrenamiento y validación de soluciones basadas en IA y la disponibilidad de estos en la comunidad investigadora era nula hasta el momento debido al carácter confidencial de los entornos de producción», asegura la investigadora de la UMH María del Carmen Lucas, una de las responsables del proyecto.

Análisis

Con el fin de analizar el proceso de las organizaciones a la hora de incorporar las nuevas tecnologías vinculadas a la industria 4.0, cerca de 150 empresas de diferentes puntos de la provincia de Alicante han sido encuestadas. En concreto, un 26,4% de las empresas se encuentran en el Baix Vinalopó, un 19,4% en l’Alacantí y un 13,9% en el Medio Vinalopó.

«La crisis sanitaria ha sido un detonante para que las empresas aceleren los procesos de digitalización de sus departamentos», destaca la investigadora de la UMH María José López, otra de las responsables del proyecto. En este sentido, el 80% de las organizaciones han señalado la importancia de contar con una estrategia digital. Sin embargo, muchas otras ven la implantación de estos planes de acción como un riesgo.

Conducción autónoma para la digitalización de la movilidad

La tecnología de la red 5G ofrece, además, capacidades de conectividad, fiabilidad y adaptabilidad. Estos elementos resultan claves para dar soporte a servicios industriales críticos, como son el de la movilidad conectada y autónoma. En este contexto, el 5G se ha manifestado como una tecnología habilitadora para soportar las necesidades de comunicación de los vehículos autónomos, lo que les permitirá mejorar las capacidades de control de los mismos. «Este análisis se ha centrado en las características y requisitos que la tecnología 5G debe prestar para permitir el establecimiento de conexiones tanto con la red como con los vehículos», asegura el investigador de la UMH Baldomero Coll.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats