Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Correos: una espera demasiado larga

El inmueble que compró la Generalitat en 2019 para derribar y construir un centro de innovación sufre la caída de cascotes y grietas

El estado de una cornisa del edificio. antonio amorós | ANTONIO AMORÓS

La espera para transformar el lugar que ocupa el antiguo edificio de Correos de Elche en un centro puntero de innovación se está haciendo demasiado larga desde que Ximo Puig anunciara hace cuatro años que la Generalitat compraría el inmueble para empezar a saldar su deuda por los terrenos de la Universidad. Prueba de ello es el deterioro a marchas forzadas que sufre el inmueble situado en el Paseo de la Juventud frente a la ladera del río. Hace unos días tuvo que ser acordonado por la Policía como consecuencia de la caída de cascotes de una cornisa. Las grietas que sufren sus paredes y los cristales rotos de algunas ventanas completan la imagen de un inmueble que tendrá que esperar dos años para que comiencen las obras de derribo y de construcción de uno nuevo, tal y como anunció el Consell esta semana.

El perímetro del inmueble acordonado, tras caer cascotes.

La sensación de abandono que presenta la construcción, adquirida por la administración autonómica en mayo de 2019 por 700.000 euros, todavía se agrava más debido a las pintadas que la rodean, unido a la suciedad y los cartones que se acumulan en algunos de sus rincones.

El edificio de Correos, en el centro de Elche. información

Vecinos y personas que trabajan en las inmediaciones de este edificio no salen de su asombro al ver en las condiciones en las que se encuentra este edificio céntrico que desde que prometió su solución hasta que se vaya a acometer las obras van a pasar ocho años. Temen que en este tiempo de espera que queda para darle otro futuro al inmueble sigan sucediéndose desperfectos.

Mientras tanto, lo que hace unos días ha dejado la Generalitat claro es que a final de año abrirá en un local provisional el centro de innovación mientras acaban de concretar para qué va a servir el proyecto que se quiere poner en marcha en este lugar para formar a las empresas en tecnologías habilitadoras.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats